Aldeas, barrios y plazas
Aldea de Monticchiello
Murallas imponentes, belleza auténtica y el "Teatro Pobre"
Pienza
Viale Marino Cappelli, 32, 53026 Monticchiello SI, Italia

En el corazón de Val d’Orcia, en el municipio de Pienza, hay una antigua aldea que ha sabido conservar una belleza auténtica: Monticchiello.

Este pequeño poblado ya en época etrusca y romana era un punto de encuentro de caminos que unían centros y comunidades de la zona. Aún conserva los rasgos austeros de las fortalezas medievales, que contrastan netamente con el paisaje renacentista que nos ofrece Pienza. Las sólidas murallas y el torreón que se distingue en la colina, son las evidencias del intenso pasado del pueblo, baluarte del sistema defensivo de la República de Siena.

Es precisamente por haber pasado bajo la protección de Siena que comenzó la historia de Monticchiello, del cual se conocen noticias que se remontan a mucho antes de la época comunal, como lo demuestra el hecho de que su nombre deriva de la gens romana Clelia.

A partir del año 1200 el pueblo tomó su forma actual con las murallas, el torreón y la iglesia, y se establecieron instituciones típicamente municipales, todas ellas previstas y reglamentadas por Estatutos en lengua popular. Fue entonces, con la caída de la República de Siena en el 1559, cuando Monticchiello cayó en manos de los Medici y perdió cada vez más su rol e importancia. En el 1777 pasó a formar parte de la jurisdicción Municipal de Pienza.

La iglesia de prepositura de los Santos Leonardo y Cristoforo sigue siendo la prueba del período de máximo esplendor de la fortaleza medieval, conservando numerosos frescos de la escuela de Siena de los siglos XIV y XV.
Por último, un raro ejemplo de autonomía cultural y compromiso colectivo caracteriza a Monticchiello y a sus habitantes: el "Teatro Pobre". La experiencia teatral es un componente estrechamente vinculado a la vida e historia de la comunidad desde el pasado. Los espectáculos son una muestra de la vida burguesa que propone profundizar los problemas actuales considerando la historia local y volviendo a proponer las formas de civilización campesina que ahora están en desuso.