Photo ©Ilaria Giannini
account_balance
Museos
El Hospital Santa Maria della Scala en Siena
El antiguo hospital para los peregrinos en la Vía Francígena
Santa Maria della Scala

Desde un antiguo hospital para los peregrinos hasta un imponente museo que recoge todo el pasado de Siena.
Se trata de Santa Maria della Scala, que se encuentra justo enfrente de la hermosa Catedral y es un lugar que no puedes dejar de visitar cuando te encuentres en la ciudad del Palio, ya que conserva extraordinariamente intactas las evidencias de mil años de historia, con un recorrido que inicia desde la época etrusca y romana hasta la Edad Media y llega hasta el Renacimiento.

La distribución del pan a los pobres pintada en la Sala de la Peregrinación
La distribución del pan a los pobres pintada en la Sala de la Peregrinación - Credit: Ilaria Giannini

El gran complejo museístico se desarrolla a través de varios niveles: en la planta baja se pueden admirar los vestigios de la época de oro de Santa Maria della Scala, cuando era el hospital más antiguo y grande de la Vía Francígena que hospedaba y atendía a los peregrinos que viajaban hacia Roma y sustentaba a los pobres y a los niños abandonados.

Aquí se puede admirar la extraordinaria Sala de la Peregrinación, con frescos del siglo XV, en los cuales también trabajó Domenico di Bartolo, que representan las misiones del hospital y la vida cotidiana de la época, como la distribución de la limosna o bien la recepción y el matrimonio de un huérfano que ha vivido en el hospital.

Sin olvidarnos la Sacristía Antigua con pinturas de Lorenzo Vecchietta, la Capilla del Manto con la luneta de Domenico Beccafumi, la Capilla de la Madonna y la Iglesia de la Santísima Anunciación.

Descendiendo hasta la planta baja se llega a la Corticella, un verdadero cruce de los recorridos del Santa Maria, en el cual se encuentra el Granero medieval, donde se conservan las estatuas originales talladas por Jacopo della Quercia para Fonte Gaia, la fuente de la Piazza del Campo.

Aquí también se encuentran el granero medieval, la sede de dos cofradías (la Compañía de los disciplinados bajo los arcos del hospital y la Compañía Santa Caterina della Notte) y los depósitos de Corticella, donde se exhibe el Tesoro de Santa María della Scala, un grupo de reliquias provenientes de la capilla imperial de Constantinopla.

Luego, desde Corticella se desciende hasta las galerías, verdaderos laberintos muy sugestivos excavados en la areniscay construidos con ladrillos, donde se encuentra el Museo Arqueológico Nacional y la sección "Siena. historia de la ciudad desde sus orígenes hasta la Edad Media".

Info: www.santamariadellascala.com