Photo ©Mattia Marasco
nature
Elementos de la naturaleza
El Parque Nacional de los Bosques en Casentino, Montaña Falterona y Campigna
Un entorno mágico al pie de los Apeninos
Casentino

Es el parque más verde de Italia, que se tiñe en otoño de mil colores, siendo uno de los mejores lugares para admirar el follaje, el espectáculo de las hojas que toman todos los matices del color rojo, el amarillo y el naranja.

Es el Parque Nacional de los Bosques en Casentino, Montaña Falterona y Campigna: una de las zonas forestales más incontaminadas de Europa, un verdadero oasis de naturaleza y silencio que se extiende entre Toscana y Emilia Romagna, donde viven corzos, ciervos, gamos, jabalíes e incluso lobos, que después de una larga ausencia han vuelto en los últimos años para poblar con éxito este rincón de los Apeninos.

La superficie del Parque se extiende por más de 38 mil hectáreas, desde la Montaña Falterona en el norte hasta el Paso Mandrioli en el sur, donde el paisaje cambia de un lado a otro: armonioso el de Toscana y escarpado y abrupto el de Emilia Romagna. Los hermosos bosques esconden ermitas y monasterios, como La Verna y el de Camaldoli, elegidos en la antigüedad como lugares ideales para cultivar la espiritualidad y la meditación, inmersos en la naturaleza y lejos de las tentaciones del mundo.

Los bosques nobles e históricos han permanecido intactos a lo largo de los siglos gracias a la previsión de monjes y administradores forestales: aquí se encuentran los antiguos bosques del Gran Ducado de Toscana, los que abastecían de madera valiosa a los arsenales de Livorno y Pisa y a la Obra del Duomo en Florencia.

En el Parque se pueden admirar cascadas de ensueño como la del Acquacheta, descrita por Dante en su Divina Comedia, pero también hermosos lugares como Castagno d'Andrea, un hermoso pueblo rodeado de castaños, o los bosques de castaños seculares cultivados para la producción de castañas, que en otros tiempos eran la base alimenticia de la gente de la montaña.
Desde aquí se puede hacer una excursión a la Montaña Falterona, donde se encuentra el nacimiento del río Arno y el Lago Idoli, antiguo lugar de culto de los Etruscos y el sitio arqueológico más importante en Casentino.

Entre los lugares que merecen una visita se encuentra el Lago de Ponte, una cuenca artificial perfectamente insertada en el entorno, situada en una de las zonas más ricas en senderos del Parque, pero también la pintoresca aldea medieval San Benedetto in Alpe, los antiguos molinos de Fiumicello y Castel dell'Alpe, donde las muelas de molino siguen funcionando, la Montaña Penna, hermoso mirador sobre el bosque Lama y su gran parte de valles que descienden hacia Romagna. El espectáculo desde la cima de la montaña es uno de los más sugestivos de los Apeninos: hasta donde alcanza la vista se pueden ver bosques seculares, y en los días claros, la vista llega hasta la costa adriática.

El área protegida se puede visitar con agradables excursiones a pie, en bicicleta de montaña, a caballo o, en invierno, con esquís de travesía por los más de 650 kilómetros de senderos.

Información: parcoforestecasentinesi.it