Photo ©Photo Graphic Studio
nature
Elementos de la naturaleza
El Parque Orecchiella
Una reserva natural en el corazón de Garfagnana
San Romano in Garfagnana
Parco Naturale dell'Orecchiella, San Romano, 55038 Castelnuovo di Garfagnana LU, Italia

El Parque Orecchiella es una reserva natural en el corazón de Garfagnana , entre los municipios de Piazza al Serchio, San Romano, Sillano y Villa Collemandina, protegida por el Cuerpo Forestal del Estado que incluye también Pania di Corfino y la Lama Rossa.

Aquí se puede hacer senderismo y excursiones en bicicleta de montaña y a caballo, así como visitas guiadas, en los impresionantes bosques de hayas, castaños y abetos, todavía poblados por animales salvajes como el lobo de los Apeninos, los ciervos, los muflones y el águila real, atravesando paisajes espectaculares y admirando las diferentes floraciones.

En el Centro  de Visitantes en San Romano en Garfagnana se encuentran el Museo Naturalístico y el Museo de Rapaces, donde se pueden descubrir las peculiaridades del territorio, pero también un hermoso Jardín de Flores de Montaña, donde se puede pasear entre especies de montaña muy coloridas, y unos recintos donde algunos animales como el corzo y el oso pardo viven en libertad.

El Parque incluye la Reserva Natural de Pania di Corfino, el hermoso macizo calcáreo que es como una terraza con vistas a Garfagnana, donde también hay un Jardín Botánico que recoge especies locales, como gencianas, peonías y lirios.

Dentro del Parque también hay rastros de una presencia humana que se remonta a la prehistoria: estas montañas estuvieron habitadas desde la antigüedad, como lo demuestran las artesanías encontradas en las cuevas de los pueblos de Sillano y Villa Colemandina, como la Guarida de las Hadas de Soraggio y el Agujero de la Abuela.

En el Parque Orecchiella también hay itinerarios "facilitados", adecuados para personas discapacitadas y familias con niños pequeños. Uno de ellos es el Sendero de los Osos, de 1020 metros de largo entre retamas, helechos y rosas caninas, que permite acercarse a los plantígrados, separados de los visitantes por una estructura robusta, en un entorno natural y con una espléndida vista de los Alpes Apuanos.