Photo ©Ввласенко
Lugares de culto
Iglesia San Domenico en Arezzo
Una estructura aparentemente sencilla que encierra juegos de perspectiva y un tesoro de valor incalculable
Piazza S. Domenico, Arezzo
Piazza S. Domenico, 52100 Arezzo AR

En el centro histórico de Arezzo se encuentra la Iglesia San Domenico, construida entre los Siglos XIII y XIV. Es conocida por haber acogido el primer cónclave de la historia, aún inacabada, en el 1276.

La construcción del edificio de estilo románico contó con la financiación de dos familias nobles de la época, los Ubertini y los Tarlati; a lo largo de los siglos se han realizado diversas obras que han dado a la iglesia su aspecto actual. Desde el 1960, San Domenico es una Basílica menor, conferida por el Papa Juan XXIII.

Crucifijo de madera de Cimabue
Crucifijo de madera de Cimabue - Credit: Cimabue

En el interior, la Iglesia San Domenico tiene una sola nave. La luz entra a través del triforio situado sobre el altar y a través de una serie de monóforas que se suceden a ambos lados de forma desigual: a medida que se acerca al final de la nave, las ventanas se colocan cada vez más cerca, dando a la iglesia un mayor efecto de profundidad.

Gracias a las numerosas obras de arte que contiene, la iglesia es un pequeño tesoro. Aquí se pueden encontrar obras de arte medievales y renacentistas, como numerosos frescos y una terracota vidriada de la escuela della Robbia.
Sin embargo, la obra más importante es el Crucifijo de madera de Cimabue. Realizado en oro y tempera sobre madera, el Crucifijo mide unos 340x270 cm y se alza imponente sobre el altar. Ha sido realizado en la década del 1360 y es una de las primeras obras del artista.