Photo ©Sailko
Lugares de culto
Iglesia Santa Maria de la Piedad en Prato
Ejemplo de arquitectura florentina del post-manierismo
Prato

La iglesia Santa Maria de la Piedad fue construida en Prato entre los años 1617 y 1620, después de un evento milagroso relacionado con la imagen de una Madonna con el Niño del siglo XIV. La llegada de numerosos creyentes, atraídos por el tabernáculo prodigioso, llevó a la realización de este proyecto, obra del arquitecto del Gran Duque Gherardo Mechini.

La iglesia, construida según los cánones de la Contrarreforma, puede considerarse uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura florentina post-manierista. Se accede a ella después de pasar por su atrio toscano, donde en el pasado se refugiaban los peregrinos, y luego te encuentras inmerso en la nave: la luz, bien utilizada, nos lleva a dirigir nuestra atención hacia la pared trasera, donde el altar mayor está dominado por un grande arco.

Aquí hay un retablo del 1638 de Mario Balassi, que enmarca el fresco en el centro de los acontecimientos milagrosos, atribuidos a Giovanni Bonsi. Entre las obras que conserva la iglesia se encuentran pinturas del siglo XIX de Matteo Bertini y una pintura del siglo XVIII de Santa Teresa, del artista Gherardini.