Photo ©Carlo Grifone
nature
Elementos de la naturaleza
Barrancos de Volterra
En Volterra, el fenómeno natural de los barrancos crea unas vistas impresionantes en las colinas
Volterra
Borgo S. Giusto, 56048 Volterra PI, Italia

Los barrancos de Volterra son un fenómeno natural que regala un paisaje fascinante y aterrador a la vez. Se trata de precipicios creados por una larga erosión provocada por el tipo de suelo: cuando las arenas más débiles de la superficie permiten el paso del agua de la lluvia, el terreno debajo, esencialmente arcilloso, tiende a desmoronarse. Con el tiempo, iglesias, monasterios, calles e incluso una necrópolis han sido tragados. El área fue un lugar de entierro desde el siglo X a.C., y muchas de las urnas que se conservan en el museo etrusco Guarnacci fueron encontradas aquí.

La abadía de Camaldoli, también conocida como la Abadía de los Santos Giusto y Clemente, se encuentra sobre uno de los altos precipicios de los barrancos. Su construcción es del año 1034 y los monjes la habitaron hasta mediados del siglo XIX, cuando un violento terremoto los hizo huir hacia un lugar más seguro. La iglesia anexa no logró salvarse. A lo largo de los años, muchos han intentado detener el fenómeno de los desmoronamientos, desde el Gran Duque Cosimo II hasta el siglo XIX. El proyecto de obras monumentales de albañilería no tuvo ningún efecto, sólo la naturaleza con el tiempo podría, mediante la reforestación, al menos retardar la erosión. Te aconsejamos visitar la abadía que está muy bien conservada para apreciar el claustro y el refectorio, pero también, simplemente, para disfrutar del panorama que ofrece.

Cerca de los barrancos se encuentra la curiosa roca de Mandringa, una fuente acompañada de misterios y leyendas. Narran que el sábado por la noche, este era el lugar de encuentro preferido de las brujas para bailar sus danzas mágicas. La mención de Gabriele D'Annunzio de este lugar es más cierta, explicando su importancia como manantial que alimenta las fuentes de Docciola, siempre en Volterra.