Photo ©Museo degli Innocenti / Facebook
account_balance
Museos
Museo de los Inocentes de Florencia
El museo, totalmente renovado, se encuentra en el interior de la primera institución del mundo dedicada exclusivamente a la puericultura
Firenze

Fundado en Florencia durante la primera mitad del Siglo XV, el Instituto de los Inocentes fue la primera institución del mundo dedicada exclusivamente a la puericultura, acogiendo a niños abandonados. A lo largo de su historia centenaria, el Instituto ha adaptado sus actividades y servicios a las necesidades cambiantes de los niños y las familias. Hoy es una empresa pública, centrada en los servicios de atención social y bienestar.

Situado todavía en sus espacios originales, con vistas a la Plaza de la Santissima Annunziata, cuenta en su interior con un museo que ha sido totalmente renovado en el 2016, que atesora la inmensa historia del Instituto y su complejo que es un patrimonio artístico y monumental. 

El majestuoso edificio en sí, diseñado por Filippo Brunelleschi, representa uno de los primeros ejemplos de arquitectura renacentista; entre las obras de arte realizadas allí mismo y aquellas expuestas se encuentran la Virgen con el Niño y un Ángelde Sandro Botticelli, la Adoración de los Reyes Magos de Domenico Ghirlandaio y los Putti de Andrea della Robbia, diez terracotas vidriadas que embellecen la fachada desde el 1487 (tras una reciente restauración, ocho de ellas volvieron a estar en su lugar original, mientras que dos se exponen en la sección de arte del museo).

El renovado Museo de los Inocentes recorre el patrimonio del Instituto a través de tres itinerarios temáticos diferentes: historia, arquitectura y arte.

La exposición comienza en el sótano, dedicado a la historia de la institución. La vida cotidiana de los niños y las niñeras que habitaron el instituto a lo largo de los siglos se cuenta a través de vídeos y pantallas táctiles interactivas. En este nivel se encuentra también una sala circular con 140 pequeños cajones que guardan objetos de identificación (como medallas, insignias y anillos), acompañados de la fecha de cuando los niños fueron dejados en la institución.

El itinerario continúa en la planta baja, para descubrir la singularidad arquitectónica de Inocentes mientras se pasea por sus patios y pórticos. Lo principal es apreciar la arquitectura renacentista de Brunelleschi, tanto en la Logia de los Inocentes como en el Patio de los Hombres. Destacan la ventana de hierro bajo la Logia, utilizada para recibir a los niños desde el 1660 hasta el 1875, y el grande Patio de las Mujeres, terminado por Francesco de la Luna en el 1439 y recientemente renovado.

En el tercer nivel se expone la sección de arte del Museo Inocentes, un destacado patrimonio artístico reunido a lo largo de los años, con obras de Botticelli, Domenico Ghirlandaio, Piero di Cosimo, Luca della Robbia y Neri di Bicci.

Además, el Museo, fiel a su herencia, fue concebido como un museo para niños, por lo que es el lugar perfecto para las familias: las descripciones y las audioguías fueron escritas por autores de libros infantiles y también hay un amplio taller infantil que acoge actividades y eventos familiares durante todo el año.

Por último, pero no por ello menos importante, el gran espacio de la azotea construido en el 1493 justo encima del Cubículo de los Niños (el actual Salón Brunelleschi), para que funcionara como espacio de secado, es actualmente un café en la azotea con una sugestiva vista de Florencia. La cafetería está abierta al público, no sólo a los visitantes del museo.

Información sobre la accesibilidad museodeglinnocenti.it