Photo ©Allan Parsons
Aldeas, barrios y plazas
Piazza San Michele en Lucca
Una de las plazas más bellas de la ciudad, donde se encuentra la imponente iglesia románica
Lucca
Piazza San Michele, 45, 55100 Lucca LU, Italia
La Piazza San Michele en Lucca, también llamada Plaza de las cadenas por las numerosas columnas de mármol unidas por cadenas de metal pesado, toma su nombre de la imponente Iglesia San Michele in Foro, fundada en el siglo VIII, cuando aquí surgían una hospedería y un monasterio. Durante la Edad Media se debía acceder a la iglesia a través de un puente de madera, llamado Ponte al Foro, por la presencia de un canal que atravesaba toda la plaza, la Fossa Natali.
El aspecto actual de la iglesia mezcla el estilo románico con elementos de gusto gótico. La fachada se compone de cuatro órdenes de logias y está coronada por la majestuosa estatua de mármol que representa al Arcangelo Michele derrotando al dragón con una lanza: según la leyenda popular, en los días más soleados se puede ver el brillo de la esmeralda encastrada en tiempos antiguos en la superficie de la estatua.

En el lado derecho de la iglesia se encuentra el campanario, construido originalmente a mediados del siglo XII, pero más tarde troncado por Giovanni dell'Agnello, dux de Pisa, porque era demasiado alto. 
La plaza está circundada por edificios medievales que se caracterizan por sus arcos de medio punto y ventanas poliformes. En la esquina de Via Vittorio Veneto se encuentra el Palacio Pretoriano, un admirable ejemplo de construcción renacentista en Lucca: la fachada presenta un reloj característico y en el interior de la logia se encuentra el monumento a Matteo Civitali, que fue quien proyectó el edificio, los bustos del explorador Piaggia y de Strocchi, seguidor de Garibaldi. Las logias del palacio acogen a menudo muestras de arte contemporáneo y eventos gastronómicos y vinícolas.
El centro de la plaza está dominado por la estatua realizada por Ulisse Cambi, que representa Francesco Burlamacchi y fue colocada allí en el 1863.