Photo ©Michela Simoncini
Aldeas, barrios y plazas
Plaza de la Cisterna en San Gimignano
Entre torres y leyendas en el corazón del pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad por Unesco
Piazza della Cisterna
Piazza Della Cisterna, 16, 53037 San Gimignano SI, Italia

La Plaza de la Cisterna, con su característica forma triangular, está situada en el corazón de San Gimignano, cerca de la Plaza Duomo y fue construida en el siglo XIII siguiendo una suave pendiente natural del terreno.

Originalmente estaba situada en la intersección de la Vía Francígena y la carretera que unía Pisa con Siena y tenía la función de albergar el mercado, los festivales y los torneos ciudadanos.

Debe su nombre a una cisterna de uso público, construida en el 1287 y coronada por un monumental pozo de travertino sobre un pedestal octogonal. Hoy en día, los surcos dejados por las cuerdas con las que se tiraban las jarras para sacar agua siguen siendo visibles.

En el lado suroeste de la plaza se abre el arco de Becci , que forma parte de la cinta amurallada original del siglo X, mientras que delante de la cisterna se encuentra la Casa Silvestrini, antiguamente utilizada como hospital, que tenía la función de acoger a los peregrinos que pasaban por la Francígena.

La plaza también está dominada por el Palacio Razzi, hoy sede de un banco, y el elegante Palacio Tortoli-Treccani, junto a una típica torre truncada del siglo XIII.

La Torre del Diablo, que según la leyenda fue construida por el mismo Satanás, y las torres de la familia Ardinghelli, la familia gibelina más poderosa de San Gimignano, se encuentran en la plaza. Su construcción se remonta a finales del siglo XIII y eran mucho más altas que el límite establecido por una prohibición del 1255, que consideraba ilegales los edificios más altos de la torre municipal, por lo que fueron reducidas a la mitad.

A menudo la plaza está animada por eventos musicales o ferias como la de Santa Fina que se celebra el 12 de marzo.