Miel y Harina de Castañas de Lunigiana
De la granja agrícola a la mesa: aquí te proponemos una lista de productos típicos de Lunigiana para probar en la cocina
5 especialidades de Lunigiana para degustar
Lunigiana
by Lunigiana /es/autor/lunigiana-ambito-turistico/

El mejor recuerdo que puedes llevarte a casa después de un viaje a Lunigiana es seguramente un producto típico. Comer, en esta tierra fronteriza, significa probar las tradiciones antiguas y hacer un viaje a través del tiempo. De hecho, en Lunigiana, las producciones típicas siguen aún las técnicas tradicionales: puede suceder que veas preparar el "pastel de hierbas" y los "testaroli" en los tradicionales testi (placas) de hierro fundido y que asistas a la cocción de "panigacci" en los pequeños testi de terracota; si se llega a Lunigiana en los meses de otoño se pueden ver los "secadores de castañas" humeantes donde se están secando las castañas. Una vez de vuelta en casa, probar estas delicias de nuevo significa evocar las emociones que suscita esta tierra.

Por lo tanto, para seguir disfrutando de Lunigiana incluso desde lejos, aquí están las 5 especialidades de Lunigiana que puedes llevarte a casa o comprar en sitios usando internet:

El testarolo

El testarolo es el símbolo gastronómico de Lunigiana: una preparación a base de agua y harina de trigo, tradicionalmente cocinado en "testi" (placas) de hierro fundido. Tiene la forma de un pan ácimo circular, con un diámetro de unos 40-45 cm, que luego se corta en cuadrados y se cocina en agua hirviendo durante aproximadamente un minuto. Es un primer plato para sazonar como se desee: pesto, o bien, parmesano y aceite, perfecto con el Toscano IGP - Colinas de Lunigiana. Hoy en día, muchos productores venden los testaroli en línea, porque pueden ser bien conservados al vacío incluso manteniendo su característica forma circular.  

Los "Panigacci"

Los Panigacci son círculos de pan no leudado, cocinados en pequeños testi (placas) de terracota sobre el fuego: ver la preparación de este simple pero delicioso plato es una experiencia que ¡no debes perderte! Muy sabrosos con los fiambres tradicionales, también pueden ser hervidos y condimentados con pesto, aceite y queso parmesano o salsa de setas. Incluso los panigacci, que se pueden conservar al vacío, se compran en línea, para revivir en tu propia casa la atmósfera de un almuerzo con comidas tradicionales de Lunigiana.  

La Harina de Castañas de Lunigiana D.O.P.

Una deliciosa harina dulce, que se usa desde el aperitivo hasta el postre: la harina de castañas es la verdadera reina de todos los menús de Lunigiana. En Lunigiana, aquella preparada según el método tradicional ha obtenido la certificación D.O.P.: se recogen y seleccionan los mejores frutos de los castaños de los Apeninos Toscanos - Emilianos, y se hacen secar en los típicos secadores de castañas utilizando madera del territorio y molidas en molinos de piedra.

El resultado es un producto de sabor intenso y dulce, con el que se pueden preparar exquisitos panqueques para ser consumidos con queso ricotta, o bien, primeros platos como "lasaña bastarda", ñoquis o tallarines, o también, el castagnaccio, un sabroso postre con uvas pasas, piñones y romero. Lista a finales de noviembre, puedes pedir harina de castañas justo a tiempo para enriquecer tu menú de Navidad.  

Miel de Lunigiana D.O.P.

La miel de Lunigiana ha sido la primera, en todo Italia, en obtener el reconocimiento D.O.P.: la riqueza de la vegetación, en particular los bosques de castaños y acacias, junto con el bajo nivel de industrialización - y por lo tanto de contaminación - del territorio, garantizan una producción genuina, atestiguada en esta zona desde el 1400. 

Aceite Toscano I.G.P. "Colinas de Lunigiana"

Entre los diferentes productos típicos locales, Lunigiana también se destaca por la calidad de un Aceite de Oliva Virgen Extra Toscano I.G.P. que, precisamente por sus características especiales, también tiene una segunda mención "Colinas de Lunigiana". De hecho, aunque la variedad de plantas son aquellas típicas de Toscana, en particular el molino y el cultivo, la calidad del suelo y el microclima lo hacen, tanto en el aroma como en el sabor, medianamente afrutado, amargo y picante.

Gracias a sus sabores equilibrados es capaz de adaptarse a todos los platos típicos locales , desde el testarolo, de sabor simple y delicado, hasta los platos estructurados a base de carne de jabalí o corzo. También es excelente para condimentar hierbas y verduras silvestres. Al igual que la harina de castañas, el aceite también está listo a finales de noviembre, ¡justo a tiempo para regalarlo en Navidad!  

Otros productos de Lunigiana

Estos son sólo algunos de los productos y especialidades que puedes comprar, pero en Lunigiana encontrará mucho más: el pan Marocca di Casola, spongata (pastel de miel y fruta seca) y Amor de Pontremoli (gofres rellenos con crema), manzanas rotella, cervezas artesanales y vinos excelentes.  

Puedes encontrar muchas de estas cosas en la página web "¡Degusta Lunigiana en tu casa!", creado para dar un escaparate común a todos los productores locales que ofrecen servicio de comercio electrónico o entrega a domicilio. Elije lo que deseas probar y contacta directamente con las empresas presentes. 
¡Buen provecho con Lunigiana!