Nacimiento de Venus - Botticelli
Photo ©Nascita di Venere di Botticelli
Visita algunas de las obras de arte renacentistas más famosas del mundo
5 obras maestras imperdibles en la Galería de los Uffizi

Cualquier viaje a Florencia debe incluir una visita a la Galería de los Uffizi. Los amantes de las bellas artes encontrarán un museo encantador donde podrán admirar el extraordinario talento de los artistas que hicieron famosa a Italia en todo el mundo. El museo contiene pinturas de los siglos XIV al XIX. La mayor parte de la colección son obras del Renacimiento italiano, la mayoría de las cuales son pinturas. Una visita completa de la galería requeriría todo un día, pero si tienes menos tiempo, aquí están las 5 pinturas que no puedes perderte. 

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli

Deja que la belleza seductora del Nacimiento de Venus te fascine. Esta obra maestra de Sandro Botticelli tan llena de significado y referencias alegóricas a la antigüedad, había sido encargada por la familia Medici y pintada entre los años 1482 y 1485. Se puede clasificar en Neoplatonismo, una corriente de pensamiento que intentaba unir la herencia cultural griega y romana con el cristianismo, por lo cual, de acuerdo con este hecho, la obra significaría el nacimiento del amor y la belleza espiritual como fuerza de la vida.

La Anunciación, Leonardo Da Vinci

No te pierdas la  Anunciación de Leonardo da Vinci (1472-1475, ca), que sigue sorprendiendo a los visitantes de los Uffizi desde el 1867, cuando procedía del  monasterio Congregación del Monte Oliveto de San Bartolomeo. Leonardo pintó esta obra cuando era muy joven junto a su maestro Andrea Verrocchio. Se puede ver claramente el estilo de Vinci en el Ángel Gabriel a la izquierda, cuyo rostro tiene una clara similitud con las otras obras del artista, la Belle Ferronnière y la Mona Lisa. 

Doni Tondo, Michelangelo Buonarroti

Doni Tondo (1503 ó 1504),  sólo pintura de Michelangelo en Florencia,  se presenta de forma "redonda", forma que se asocia con frecuencia durante el  Renacimiento  con ideas hogareñas para clientes privados. Probablemente fue encargado por el rico banquero florentino Agnolo Doni  (aquí está la razón por la que se llama Tondo Doni),  quien deseaba tener una pintura redonda que representara a la Sagrada Familia en su casa, para conmemorar su matrimonio con Maddalena Strozzi, la hija de una  poderosa familia toscana. 

Medusa, Caravaggio

Otro tondo (redondo) capturará tu atención durante tu aventura en los Uffizi. Es la pintura de Caravaggio de Medusa (1597). Ella era una gorgona una criatura femenina aterradora   tan repugnante, que quienquiera que la mirara, supuestamente se convertía en piedra. Medusa, pintada en el momento del auto-reconocimiento cuando se daba cuenta de que su cabeza y su cuerpo ya no eran uno, es un maravilloso ejemplo del enfoque de Caravaggio en la fisonomía en sus pinturas. Muestra un intenso nivel de realismo y Caravaggio utiliza contrastes oscuros y claros en modo tan eficaz que Medusa parece tridimensional.

La Primavera, Botticelli

Por último, entre las grandes obras del Museo de los Uffizi, pero no por ello menos importante, se encuentra  La Primavera (pintada entre los años 1477 y 1482), otra  maravillosa y famosa obra de arte de Botticelli,  encargada por  Lorenzo di Pierfrancesco de los Medici primo de Lorenzo el Magnífico. Su interpretación es difícil y aún incierta, pero   lo que es seguro es el significado humanístico de la obra: Venus es la buena voluntad, ya que distingue lo material (a la derecha) de los valores espirituales (a la izquierda). La primavera, como El nacimiento de Venus, es otro ejemplo de corriente neoplatónica relacionada con el ideal de la belleza y el amor absoluto.