Regeneración urbana
Los itinerarios atípicos llevan a descubrir un territorio donde arquitectos de renombre internacional han dejado edificios sugestivos y lugares de encanto moderno.
Arquitectura contemporánea y regeneración urbana en Valdelsa Valdicecina
Valdelsa Valdicecina
by Valdelsa Valdicecina /es/autor/valdelsa-valdicecina-00001/

Entre Valdelsa y Valdicecina hay numerosos emplazamientos que atestiguan, por un lado, la vocación industrial de estos lugares y, por otro, las actividades encaminadas a reurbanizar los centros urbanos gracias al trabajo de conocidos arquitectos y proyectistas. Los itinerarios no convencionales que exploran estos lugares representan una experiencia imperdible para descubrir un territorio sorprendente, cuyo centro principal es Colle Val d'Elsa.

Paseando por la parte baja de Colle Val d'Elsa se llega a la Plaza Arnolfo, uno de sus principales lugares, que lleva el nombre del famoso arquitecto y urbanista de Colle Val d'Elsa, Arnolfo di Cambio, punto de partida ideal para los itinerarios de senderismo en la ciudad. Aquí se camina sobre una verdadera obra de arte: la plaza -como todo el entorno- fue protagonista de un proyecto de regeneración en el que participaron nombres internacionales de la arquitectura, como Daniel Buren y Jean Nouvel.

Este último también es responsable de la instalación de remontadores que conecta Colle Bassa con el "Baluardo", la imperdible terraza panorámica que conduce a la parte más antigua del pueblo; en el túnel que lleva al ascensor -que fue un refugio antibombas de la Segunda Guerra Mundial- se encuentra una valiosa obra de arte contemporáneo: Red Girl, de Kiki Smith.

A poca distancia de la Plaza Arnolfo hay un edificio de arquitectura inusual: se trata de la Banca Monte dei Paschi di Siena, realizada por Giovanni Michelucci, uno de los arquitectos italianos más famosos del Siglo XX.

Medieval en la parte alta y moderna en la parte baja, Colle Val d'Elsa tiene también una fuerte alma industrial que se ha desarrollado a lo largo de los siglos gracias a los "gore", los canales que llevaban el agua a las primeras actividades: las antiguas fábricas de papel que antaño funcionaban a pleno rendimiento pueden verse todavía en un hermoso itinerario arqueológico-industrial. No hay que perderse los talleres donde el fuego moldea el material, en un proceso de artesanía indescriptible: el cristal de Colle Val d'Elsa es una excelencia a nivel nacional e internacional, con una producción de gran importancia exportada a todo el mundo. El museo homónimo está dedicado al cristal, así como a algunas obras de arte contemporáneo, como las persianas de Alessandra Tesi que dan a la Plaza Arnolfo.

En Valdicecina también se encuentran destacadas construcciones vinculadas a la arquitectura contemporánea o a proyectos de regeneración urbana, donde la geotermia crea sugestivos paisajes rodeados de vapores sulfurosos. Aquí puedes visitar el pueblo industrial de Larderello en Pomarance o la Capilla de los Lagoni en Sasso Pisano, ambos de Michelucci, o bien, puedes optar por admirar la cascada de sal proyectada por Pier Luigi Nervi para el depósito que se encuentra en Saline di Volterra, donde se produce la sal más pura de Italia.

 

Para saber más:

Sitio web de la Oficina de Turismo