El panorama de la campaña toscana, ideal para sacar fotos increibles
Photo ©Alliance Images
Una breve guía para descubrir lugares únicos para inmortalizar
Los lugares más bonitos para hacer fotos (y selfis) en Toscana
Marta Mancini
by Marta Mancini /es/autor/marta-mancini/

No es necesario ser un buen fotógrafo para sacar una foto perfecta. Tal vez sea más importante decidir el lugar adecuado, tal vez eligiendo la luz adecuada y, sobre todo, llevarse un hermoso recuerdo de las vacaciones. Si estás buscando paisajes bellos para tomar fotos y compartirlas con tus amigos o un fondo original para tus selfis, puedes echar un vistazo a esta lista de lugares especiales para tomar hermosas fotos en Toscana.

Termas

Puede que hayas visto en Instagram fotos aéreas de algunas piscinas naturales inmersas en la naturaleza. Controla la geolocalización, probablemente fueron inmortalizadas en Saturnia, en el corazón de Maremma. Sus termas naturales no sólo son hermosas a la vista, sino también son ideales para pasar un día de relax.

Otro balneario termal bastante fotografiado en Toscana - en el cual no es posible bañarse - se encuentra dentro de la Plaza de Bagno Vignoni, en la campaña de Val d'Orcia: una etapa muy elegida especialmente por los peregrinos que viajan a lo largo de la Vía Francígena. La plaza principal del pueblo está formada por una piscina de agua termal que, en los días fríos, emite un vapor realmente sugestivo.

Ciudades de arte

En Florencia, se sabe ya, es imposible no sacar fotos. Sólo tienes que subir a la Plaza Michelangelo para observar la maravillosa ciudad del Renacimiento a tu alrededor. Desde aquí, la Cúpula del Duomo, el Ponte Vecchio y muchos otros lugares, se convierten fácilmente en una postal.

Pero si quieres algo más "inusual", puedes dirigirte a Lucca, también conocida como la ciudad de las Murallas. Deténte frente a una de las entradas de la Plaza del Anfiteatro para sacar una foto: el arco será el marco del característico espacio animado por restaurantes y enotecas.

En cambio, en Livorno se puede caminar sobre la Terraza Mascagni y divertirse sacando fotos del pavimento ajedrezado de la plaza con vistas a las rocas y al mar resplandeciente.

Monumentos

La Torre inclinada de Pisa, además de ser un símbolo de Toscana, es también uno de los monumentos más fotografiados de Italia. En la Plaza de los Milagros podrás pasear entre los turistas que, con una ilusión óptica, pretenden "apuntalar" la Torre Inclinada.

¿Y qué podemos decir de la Abadía San Galgano? Una pieza arquitectónica fascinante, en el Municipio de Chiusidino, suspendida en el tiempo y vinculada a la leyenda de la espada en la piedra. Aquí se rodaron películas como "El paciente inglés", de Anthony Minghella, y "Nostalghia", de Andrei Tarkovsky.

Por último, para identificarte en la historia medieval, opta por el Castillo Malaspina, que una vez fue la residencia de la dinastía Malaspina y Cybo-Malaspina, que domina la ciudad de Massa.

Comida y vino

Dejemos de lado por un momento las ciudades y las obras de arte: la comida también es un placer para la vista. En este sentido, todo lo que tienes que hacer es recorrer los restaurantes, bares y tabernas buscando delicias locales. ¿Prefieres un vaso de vino acompañado de un plato de fiambres en una taberna típica? ¿O eres una persona que prefiere los bocadillos o helados por las calles de la ciudad?

Campaña

En cambio, si deseas disfrutar de un panorama de campaña, con colinas onduladas y cipreses, bueno,tienes muchas opciones para elegir. Empecemos por Asciano: en la carretera provincial de Pecorile, tu mirada será captada por el Agroturismo Baccoleno. O, si deseas fotografiar  Crete Senesi, diríjete hacia la carretera de Leonina.

En Val d' Orcia se puede fotografiar la Reserva Natural Lucciola Bella, con su carretera en zigzag, desde la localidad La Foce. En Val d'Orcia también se encuentra la emblemática Capilla de Vitaleta y la terraza panorámica de Pienza con vistas a la Montaña Amiata.

En Artimino, en el Municipio de Carmignano, puedes fotografiar el valle cubierto de olivares y viñedos y, a lo lejos, en una posición dominante sobre la colina donde ya había un área sagrada en la época de los Etruscos, la Villa La Ferdinanda de los Medici, también conocida como la Villa de las Cien Chimeneas. 

Pueblos

Puertas ocultas, pequeñas ventanas cubiertas de flores, gatos dormidos y campanarios. Sí, estás en uno de los numerosos pueblos de Toscana. Aquí puedes disfrutar de terrazas panorámicas naturales, sentarte en una escalera, pasear por las plazas y tomar un café en compañía de los lugareños.

San Gimignano, con sus inconfundibles torres, o bien, Monteriggioni, con sus murallas que parecen una corona, están entre los pueblos más queridos y visitados de la campaña sienesa, pero la oferta es realmente amplia. Echa un vistazo a las Banderas Naranjas para elegir el próximo pueblo histórico que vas a visitar.

La costa y las islas

La costa toscana y sus islas ofrecen unas vistas increíbles del horizonte azul. Orbetello con su laguna y su antiguo molino español será el escenario ideal para tus poses de verano.

A lo largo de la Costa Etrusca, deténte en Populonia para sacar una foto desde el promontorio: verás tanto el mar como los restos de la necrópolis Etrusca.
También en Castagneto Carducci, la Avenida de los Cipreses de Bolgheri es una carretera paisajística caracterizada por dos hileras de altísimos cipreses seculares que inspiraron los versos de la poesía Davanti San Guido de Giosuè Carduccisi en la carretera provincial de Bolgheri, de casi cinco kilómetros de longitud y comunica el Oratorio San Guido con el centro histórico de Bolgheri. La zona está repleta de viñedos y olivos para fotografiar y se encuentra a poca distancia del mar.

Si no puedes resistirte al atractivo de las aguas cristalinas, la Isla de Elba está llena de playas maravillosas: Capobianco, Sansone y Fetovaia son sólo tres de los muchos ejemplos que podríamos dar.

En cambio, las islas Capraia y de Giglio son adecuadas para los verdaderos fanáticos de las fotos "salvajes": aquí la naturaleza y las olas cristalinas son los verdaderos protagonistas del territorio. En Capraia, Cala Rossa y la torre de Zenobito son particularmente sugestivas, mientras que en la Isla de Giglio recomendamos Caldane y la playa de Giglio Campese con la torre homónima al fondo.

Montaña

Desde el mar hasta las montañas. Un lugar realmente íntimo y encantador para visitar y fotografiar es el Monte Forato, una de los más bellos de los Alpes Apuanos, de fácil acceso y único por la peculiaridad de su agujero que siempre ha atraído a excursionistas, viajeros y científicos. Particularmente espectaculares son los amaneceres y atardeceres a través del agujero, visibles, respectivamente, desde Versilia y Garfagnana.

Entre Casentino y Valdarno encontramos el macizo de Pratomagno, con su inconfundible Cruz a 1590 metros de altura.

Por último, en los Apeninos de Pistoia te sugerimos visitar el Puente Suspendido de San Marcello Piteglio: una "pasarela" peatonal que une los dos lados de la montaña y que permite sacar fotos realmente originales (sólo si no se sufre de vértigo). 

Quienes son apasionados de historia no deberían dejar de visitar los Castillos de Lunigiana , que ofrecen espléndidas vistas de las montañas boscosas (además de albergar fantásticos museos). Desde el Castillo Malaspina, en Fosdinovo, también se puede ver el mar en la distancia.

Los parques y la naturaleza

Para sorprender a tus seguidores con paisajes impresionantes y poco conocidos, emprende un viaje hacia el Parque Biancane en el panorama "lunar" de Monterotondo Marittimo

Cerca de Lucca, visita el Orrido de Botri, un cañón natural, excavado a lo largo de milenios por el flujo del Torrente Pelago, con profundos desfiladeros, cascadas y ensenadas de agua. 

Particularmente adecuado para los fotógrafos amantes de la naturaleza es el Oasis Lipu del Lago Massaciuccoli, un área protegida de 47 hectáreas creada para custodiar las raras especies que viven en este ambiente lacustre: aquí se puede caminar por pasarelas de madera sobre palafitos, construidas justo sobre la superficie del agua.

Para los apasionados de las campañas en flor, los campos de girasoles (por ejemplo, en la Vía Suveretana , en Maremma) y aquellos de lavanda (en Santa Luce) son perfectos para colorear tu perfil de Instagram en verano.

Arte Contemporáneo

Si te gusta el arte contemporáneo, regálate un viaje a Pievasciata, entre las colinas de Terre di Siena: aquí encontrarás el Parque de Esculturas de Chianti, donde las sugestivas exposiciones artísticas se encuentran a lo largo de un recorrido circular que atraviesa un bosque de robles y encinas.

No puedes dejar de visitar Pietrasanta, centro de atracción para artistas de todo el mundo y un verdadero centro de la escultura internacional. En las últimas décadas, Pietrasanta se ha consolidado como un auténtico museo al aire libre, concentrando las exposiciones temporales en su centro histórico y, en particular, en la Plaza del Duomo.

En el corazón de Maremma, entre las colinas de Capalbio y el mar, hay un parque de arte muy especial: el Jardín de los Tarot, creado de la imaginación de la escultora francesa Niki de Saint Phalle, donde se pueden fotografiar estatuas inspiradas en las figuras del tarot.

En Volterra, a pocos kilómetros de la entrada del pueblo, el círculo de Staccioli representa una ventana a la belleza del valle y las colinas. El marco rojo vivo se ha convertido en un símbolo y fotografiarlo es una tentación irresistible.

Por último, en Crete Senesi, el mejor lugar para disfrutar de la puesta de sol es el Site Transitoire, la obra monumental de Jean-Paul Philippe en plena naturaleza.