El Jardín de Tarot
Photo ©Falk Lademann
Mar límpido con amplias playas y diversión para todas las edades
En Maremma con los niños: qué hacer y qué ver
Rossella Trupiano
by Rossella Trupiano /es/autor/rossella-trupiano/

Maremma es una zona perfecta en Toscana para pasar las vacaciones con la familia. Un mar límpido con amplias playas de arena, naturaleza incontaminada y diversión para todas las edades, hará que tanto adultos como niños se enamoren de este lugar. Desde las playas hasta los parques, aquí te sugerimos lo puedes hacer y ver en Maremma junto con tus hijos.

Playas perfectas para los niños
Cala violina

Cala Violina probablemente una de las playas más bellas de Toscana, sin duda entre las más famosas también por su nombre: se dice que su arena está formada por gránulos de cuarzo que, si se frotan entre sí, emiten un dulce sonido que recuerda a las cuerdas de un violín. Para llegar allí puedes aparcar un kilómetro después de la salida de Pian d'Alma.

Desde aquí se procede a pie siguiendo el sendero del bosque por alrededor de 1,5 km. No es un camino adecuado para cochecitos, es mejor usar el porta bebés, la faja porta bebés o la mochila porta bebés. La caminata será recompensada por un mar y una playa impresionantes.

Es también muy hermosa la cercana Cala Civetta, aún más salvaje e incontaminada.

Castiglione della Pescaia

Es sin duda uno de los pueblos que no hay que perderse en un viaje a Maremma con los niños. Su amplia playa de arena ofrece varios establecimientos balnearios y está intercalada con tramos de playa libre. El fondo del mar poco profundo también es perfecto para los niños, permitiéndoles jugar con total seguridad.

Castiglione della Pescaia pero no sólo es sinónimo de mar, también se puede admirar su característico centro histórico con numerosas tiendas y restaurantes. El paseo peatonal conduce al pueblo medieval y las antiguas murallas y al Castillo, desde donde se puede admirar un panorama maravilloso.

Además, hay muchos parques infantiles, uno de ellos se encuentra en Via Amerigo Vespucci, cerca del paseo marítimo, donde un hermoso barco de madera se convierte en un tobogán.

Rocchette

Entre Castiglione della Pescaia y Punta Ala hay una maravillosa playa con un mar cristalino. El nombre proviene del Fuerte Rocchette, una antigua torre de vigilancia construida en el siglo XII frente a la playa. Siguiendo la indicación "Rocchette" se llega con el coche a un aparcamiento de peaje.  El mar es realmente muy claro, perfecto para los niños y para practicar esnórquel. También se pueden alquilar canoas en los establecimientos de la playa.

Excursión a la Isla de Giglio

Desde Castiglione della Pescaia, se puede visitar en el día la maravillosa Isla de Giglio. El ferry sale del puerto por la mañana y en una hora y media se desembarca en Giglio Porto, y luego se regresa al anochecer.
Allí puedes decidir por ti mismo si visitar las hermosas playas (te recomendamos la Playa Cannelle o aquella Del Campese) o bien, el pueblo de Giglio Castello. Tanto a las playas como a las principales atracciones puedes llegar con los autobuses locales ¡en poco tiempo!

Parque de Maremma

El Parque Uccellina (o Parque de Maremma) es realmente muy vasto, extendiéndose por 25 kilómetros, desde Principina a Mare hasta Talamone. Existen varios senderos, para las familias con niños se puede hacer uno de los más fáciles (sendero de la Fauna y Forestal A5-A6) que permite en 2 horas de caminata hacer un bonito recorrido dentro del parque, costeando primero la playa muy sugestiva, para luego seguir por un bonito sendero en medio del bosque.

Puedes encontrar varias especies de animales, como ciervos, zorros, tejones y conejos. Pero eso no es todo, de hecho es famoso por su fauna avícola tan exuberante que tiene algunos puntos de avistamiento para los observadores de aves (cabaña de observación Bocca d'Ombrone).

Scarlino Parque de Aventuras y paseos a caballo

Cerca de Scarlino puedes hacer varias actividades para alejarte de los días en el mar. Dentro del complejo forestal Bandite di Scarlino hay un divertido parque de aventuras ("Il Tasso Scatenato") con numerosos recorridos sobre los árboles para adultos y niños. Hay 4 recorridos reservados para los niños (a partir de 1 metro de altura) y durante todo el tiempo pueden ser seguidos por los padres desde abajo, sabiendo que están enganchados con total seguridad gracias a un dispositivo de línea de vida continua.

En cambio, los niños un poco más grandes (desde 1,40 metros de altura) pueden realizar recorridos más aventureros, llegando hasta ¡15 metros de altura!
Para los niños grandes y los adultos, desde Bandite di Scarlino también se pueden reservar excursiones a caballo, que llevan hasta el Castillo de Scarlino o hasta Cala Violina.

El Jardín del Tarot

El Jardín del Tarot es un parque temático cerca de Capalbio muy fascinante y original creado por la artista francesa-estadounidense Niki de Saint Phalle. En toda la zona se encuentran altísimas figuras de acero y hormigón revestidas con vidrios coloreados y cerámicas que representan la iconografía de los tarots en un estilo que encuentra una clara referencia en las obras del arquitecto español Antoni Gaudí.

El recorrido pasa a través de 24 estatuas, el Mago, el Papa, el Sol, la Estrella, el Gato y muchas otras, cada una con su propio significado preciso que se refiere a la simbología del tarot. Fue muy divertido para los niños que querían adivinar el nombre y el significado de cada estatua.
El hecho de que la artista haya querido deliberadamente que el visitante pueda vivir y "pasar" por las obras de arte sin ninguna restricción particular lo convierte en un parque perfecto para las familias con niños. Además, hay varios bancos a lo largo del recorrido para hacer una parada.