Photo ©Antonio Cinotti
Dos días en Toscana: un paseo en coche por la región de Val d’Orcia
Aquí tienes un tour de dos días por el Val d’Orcia (con un vistazo a Val di Chiana)
directions_car
50 km
Duración
2 días
Difficoltà
Fácil

Cuando uno piensa en la Toscana, se imagina los idealizados campos verdes, los viñedos y las sinuosas colinas. En Val d’Orcia, zona que se extiende desde las colinas al sur de Siena hasta el Monte Amiata, encuentras paisajes asombrosos. 

Para ayudarte a simplificar tus planes, queremos compartir contigo una ruta por la zona de Val d’Orcia. Esta ruta se puede hacer en dos días, en coche o en moto. Los más atrevidos y aventureros, pueden hacerlo en bicicleta, lo que requiere más tiempo.

Después de pasar dos días por esta zona, entenderás definitivamente por qué la UNESCO ha declarado Val d’Orcia Patrimonio de la Humanidad.


DÍA 1
Relájate en Chianciano Terme
Val d'Orcia
Val d'Orcia 

Como base, te sugerimos que elijas Chianciano Terme, situado en el centro entre las zonas de Val di Chiana y Val d’Orcia, lugar perfecto para comenzar tus vacaciones de una manera relajada. Chianciano Terme es un pueblo rico en aguas termales y lugar perfecto para aquellos que quieran hacer del Descanso y el Relax, el centro de sus vacaciones.

Además de los tratamientos de spa, deja unas horas para pasear por el centro histórico del pueblo de Chianciano. El pueblo está situado en una colina con una vista fantástica, así que mientras caminas por sus calles estrechas, puedes capturar impresionantes vistas con tu cámara.

DÍA 2
Lo mejor de la zona de Val d'Orcia
Montepulciano
Montepulciano 

Después de pasar un día completo en el spa, ¡es hora de explorar Val d’Orcia! Es un área muy extensa, así que aquí tienes algunos consejos para aprovechar al máximo tu día.

Comienza desde Montepulciano, que también se encuentra en el centro de Val d’Orcia y Val di Chiana, donde hay muchas atracciones que vale la pena visitar. El pueblo es conocido como una joya del siglo XVI gracias a su arte y arquitectura renacentista: visita la Piazza Grande, que se encuentra en el punto más alto de Montepulciano, y echa un vistazo a la torre y a la fachada gótica del Municipio y de la Catedral Santa Maria Assunta. Disfruta de sus muchas vistas panorámicas, especialmente la de la Piazza San Francesco, desde donde puedes observar las colinas circundantes y la iglesia Madonna di San Biagio.

Nuestra siguiente parada es Pienza, pero antes de llegar a la arquetípica ciudad renacentista, la campiña de Monticchiello merece una visita. Monticchiello es un hermoso pueblo medieval rodeado de carreteras panorámicas bordeadas de cipreses. Viajando por sus verdes colinas, ¡en esta tranquila campiña, no cabe duda de que te sentirás como en casa!

Una vez que llegues a Pienza, ciudad natal del Papa Pío II, te sorprenderá ver que la ciudad apenas ha cambiado a lo largo de los siglos. En 1996 Pienza fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a las magníficas vistas, la Piazza Pio II, sus calles con nombres "románticos" como Vía del Bacio (Calle del Beso) y Vía dell'Amore (Calle del Amor) y... ¡por el queso!

Como es probable que estés allí para almorzar, tienes que saber que también hay otras delicias que probar, como la pasta pici y las salchichas de Cinta Senese.

Después del almuerzo, es hora de visitar San Quirico d'Orcia. Situado a lo largo de la Vía Francígena, en otro tiempo fue lugar donde los viajeros podían descansar, comer y rezar, antes de continuar su camino. San Quirico es un pequeño pueblo con una hermosa iglesia del año 714, una rosaleda y espacios verdes entre de las antiguas y estrechas calles.

A las afueras de San Quirico d'Orcia, no te pierdas la Iglesia Madonna di Vitaleta, iglesia típicamente toscana y pequeña joya de la que ya habrás oído hablar.

La última parada del viaje en coche es Bagno Vignoni, un destino popular conocido sobre todo por sus aguas termales y la plaza principal llamada Plaza de las Fuentes, ocupada por una piscina de aguas termales del siglo XVI. También hay excelentes vistas sobre Rocca d'Orcia y el río Orcia.

Estos son solo algunos de los maravillosos lugares que puedes encontrar en Val d’Orcia. Si dispones de más tiempo para explorar, puedes ir a Sant'Antimo, Castiglione d'Orcia, Sarteano, Radicofani y muchos lugares más.