Photo ©Fattoria Poggio Capponi
El Camino del Vino Chianti de Montespertoli
Un viaje en Chianti Florentino visitando granjas, viñedos y almazaras
directions_car
11 km
Duración
1 día
Difficoltà
fácil

En el paisaje típico de Chianti Florentino, el pueblo Montespertoli es fácilmente accesible desde las carreteras más importantes de Toscana. Se encuentra a sólo 25 km de Florencia y en posición equidistante de Siena, Pisa, Volterra y San Gimignano.

Montespertoli, con sus  viñedos, bodegas y la Exposición de Chianti, es una de las capitales del vino toscano que es uno de los elementos más famosos y característicos de todo el territorio. En la zona de Montespertoli se ha dedicado al cultivo de la vid por sus idóneas características climáticas y excelentes características físicas. Por ello, el Camino del Vino Chianti de Montespertoli se estableció en este preciso lugar.


Un recorrido ideal para descubrir el Camino parte de Montespertoli y discurre por la carretera hacia Lucardo. El Museo del Vino es uno de los lugares donde vale la pena parar antes de continuar hacia el pueblo medieval Lucardo.

Lucardo es un antiguo pueblo fortificado: todavía hoy se pueden ver las murallas de la ciudad, constituidas por la fachada externa de las casas del pueblo, la puerta de entrada y el alcázar está formado por una plaza en la cual se encuentran todas las casas. Fuera de las murallas puedes visitar la Iglesia de los Santos Martino y Giusto, consagrada en el 1093. 

Después de Lucardo, puedes continuar yendo hacia las localidades Trecento, Montalbino y San Lorenzo hasta pasar por la hermosa Parroquia San Pietro in Mercato y el adyacente Museo de Arte Sacro: dentro de este último se encuentran 4 salas llenas de arte e historia donde se pueden admirar preciadas obras medievales y renacentistas.

Otros lugares para visitar en los alrededores de Montespertoli, para quienes tienen un poco de tiempo, son Botinaccio, Poppiano, Montegufoni y Sonnino.

Trufa blanca y negra: las excelencias de Toscana
Trufa blanca y negra: las excelencias de Toscana 

La tradición de Montespertoli tiene sus raíces en la cultura del buen comer y beber, y es por ello que no pueden faltar durante el recorrido para descubrir un verdadero pueblo toscano. Te aconsejamos parar en las numerosas  bodegas, granjas y almazaras de  la zona, donde se producen los excelentes  Chianti Montespertoli y Chianti Colli Fiorentini, el aceite de oliva virgen extra doc, Vin Santo de Chianti y los IGT Toscana. Estos son los lugares donde la "experiencia" de los artesanos del pasado nunca ha dejado de existir.

El  pan  de estas tierras todavía se produce casi en su totalidad con los sistemas y las características artesanales del pasado. La harina de primera calidad, el agua y la levadura natural lo convierten en un alimento agradable, suave y digerible. Los panaderos de la zona producen unos 50 quintales al día, casi todos "en flautas", que luego no se compra en grandes centros de distribución, sino en pequeñas tiendas de comestibles en el centro de Florencia y de los municipios cercanos.

En los valles también abundan las trufas blancas, un delicado tubérculo muy apreciado en la gastronomía de excelencia, que crecen en estos lugares en ambientes y suelos incontaminados.

Para acompañar postres, cantuccini y algunos quesos maduros, la cocina de Montespertolese ofrece el Vin Santo, un vino de color ámbar más o menos intenso. Desde el 1997 ha sido reconocida la denominación de origen controlada "Vin Santo de Chianti" subzona Montespertoli. 

Info: chianti-montespertoli.it