Photo ©Visit Capraia
El camino desde Porto Vecchio hasta Punta Teglia
Un viaje a pie para descubrir los panoramas más salvajes de la Isla Capraia
directions_walk
5 km
Difficoltà
fácil

El mejor mundo para descubrir Capraia es aventurarse a pie realizando una excursión a través de la naturaleza salvaje y rocosa de la isla, la única del Archipiélago Toscano que es de origen volcánico, recorriendo los antiguos caminos que la atraviesan.
En particular, no hay que perderse el camino que recorre la costa de Capraia y que permite admirar nuevas y espectaculares vistas de la Cala de Porto Vecchio, Monte Capo, Cala della Mortola y Punta Teglia. Se trata del único recorrido que permite llegar a pie hasta la Torre Barbici, que data del 1699.

Una vez que se llega, se puede volver al punto de partida siguiendo el camino en sentido inverso (en total son unos 5 km); o bien, en la temporada de verano, se puede volver "por mar" con un barco taxi.


PRIMERA ETAPA
La Antigua Cárcel de Porto Vecchio
El camino que une Porto Vecchio (en el área de la Antigua Cárcel) a Punta Teglia
El camino que une Porto Vecchio (en el área de la Antigua Cárcel) a Punta Teglia - Credit: Visit Capraia

El trayecto comienza cerca de los edificios de la Antigua Cárcel de Porto Vecchio, sobre la homónima cala, luego se sube y baja a lo largo de la costa pero se mantiene lo suficientemente alto para que no sea muy cansador.
El camino se cruza con el que llega a Monte Capo, que parte de la carretera hacia Punta Dattero y luego continúa atraversando los dos vados que corren hacia Cala Mortola.

SEGUNDA ETAPA
La Torre Barbici en Punta Teglia
La Torre Barbici en la Isla Capraia
La Torre Barbici en la Isla Capraia - Credit: Visit Capraia

El tramo más empinado sobre el mar lleva a los llamados derrames de Neri. Aquí las ondas pasan del color verde claro de Mortola al azul más profundo de los escollos de Formiche.
Después de un tramo de densa vegetación, aparece finalmente la fascinante y precaria Torre Barbici, un majestuoso testimonio de épocas pasadas, marcadas por asaltos, corsarios y ocupaciones.

La zona es frecuentada por muflones y también hay una divertida colonia de gaviotas patiamarillas.
Desde la torre es posible llegar al mar (por un camino sin señalizaciones) para nadar justo debajo. En Teglia, durante la primavera, florecen las azucenas de mar y los gamones.