La calle de los Siete Puentes, arte e historia
La Vía Romea desde Florencia hasta Arezzo
directions_bike
106 km
Duración
1/2 días
Difficoltà
fácil

Un recorrido histórico que atraviesa paisajes bellísimos, con sus numerosos viñedos y olivares y formaciones geomorfológicas particulares como los Barrancos de Valdarno. Este itinerario parte de la Porta San Gallo de Florencia y llega hasta la Plaza Grande de Arezzo, sigue el recorrido de la antigua Cassia Vetus, se puede realizar tanto en bicicleta como a pie.

La calle tiene una importancia considerable para Florencia porque, además de unir la ciudad con las tierras de la ladera derecha del Alto Valdarno, por donde discurría la llamada Vía de los Siete Puentes que conducía hasta Arezzo. Además permitía conectarse, en Pontassieve, con el más oriental de los recorridos transapeninos que se realizaban en la campaña florentina: la carretera que, a través de Dicomano, San Godenzo y el Alpe di San Benedetto, conducía hacia Forlì.

El itinerario se desarrolla principalmente por calles secundarias pavimentadas, en parte por caminos de hierba y por calles de grava. El paisaje que se atraviesa es hermoso con sus colinas caracterizadas por cultivos agrícolas arbóreos con producciones típicas de vino y aceite y formaciones geomorfológicas únicas como los Barrancos de Valdarno.

 


PRIMERA ETAPA
Pontassieve: cruce de caminos y fortaleza militar
Puente de los Medici en Pontassieve
Puente de los Medici en Pontassieve - Credit: Konrad Jagodziński

Desde Florencia, la primera parada es en Pontassieve, un cruce de caminos de primera importancia, tanto que en la segunda mitad del siglo XIV se transformó de una simple aldea a la "tierra de los Sancti Angeli", uno de los bastiones militares del estado florentino.

La calle iniciaba en el pueblo de San Pier Maggiore y proseguía con un rumbo paralelo al curso del río Arno. En el trazado se formará el centro urbano de San Giovanni Battista a Remole, cuyos pueblos, no por casualidad, se distribuían en una franja de territorio que se desarrolló longitudinalmente siguiendo el río Arno. El itinerario de la calle estaba marcado por los pueblos cuyas iglesias eran sufragáneas de la parroquia (Terenzano, Compiobbi, San Donato a Torri, Le Sieci) y por la propia parroquia de Remole, poco después de la cual se encontraba Sant'Angelo di Sieve (Pontassieve).

Apenas se cruza Sieve, a través del puente de los Medici construido en el 1555, se separa hacia la derecha el camino que remontaba el curso inferior del principal afluente del Arno hasta Dicomano, continuando luego en dirección a la Abadía San Godenzo. Este fue el recorrido transapenínico que, a través del Alpe di San Benedetto, llegaba a Roma, una calle por la cual, a lo largo de los siglos,  sirvió para trasladar viajeros y mercancías, pero no en modo particular a los peregrinos que prefirieron la calle del Alpe di Serra, un recorrido a través de Roma que cruzaba los Apeninos, en Casentino, y que tenía la indudable ventaja de conducir directamente a Roma.

SEGUNDA ETAPA
A las laderas de Pratomagno
Vista de Pratomagno
Vista de Pratomagno 

En Pontassieve se encuentra la Calle de los Siete Puentes, un sendero que probablemente ha sido de origen Etrusco que, durante los siglos centrales de la Edad Media, fue particularmente afortunado por los enlaces entre Florencia y los centros emergentes de su campaña que se distribuían a lo largo de las laderas de Pratomagno. Además, en cierta medida, como sendero hacia Roma daba la posibilidad de utilizar, a partir de Arezzo, la calle de Alpe di Serra, una importante alternativa a la Vía Francígena.

La calle, que pasaba a lo largo de las colinas de Pratomagno, presentaba una importante alineación de iglesias plebeyas: San Pietro a Pitiana, San Pietro a Cascia,Santa Maria a Scò , San Pietro a Gropina, San Giustino Valdarno. Estas iglesias juntas representan la principal evidencia de la arquitectura religiosa románica en la región de Valdarno.

TERCERA ETAPA
Desde Reggello hasta Castelfranco Piandiscò
Parroquia Santa Maria a Scò
Parroquia Santa Maria a Scò - Credit: Sailko

Desde Pontassieve se prosigue por el área de Reggello cerca del Bosque de Vallombrosa, donde se encuentran las Parroquias San Pietro a Pitiana y San Pietro a Cascia, donde se puede admirar el espléndido Museo Masaccio de Reggello

Siguiendo la Vía Cassia se llega a la carretera provincial 1 Setteponti que conduce a Piandiscò, con la parroquia románica de Santa María en el centro histórico, ya mencionada en un documento del 1008. Arcadas ciegas y dos monóforas adornan la fachada. El interior, con tres naves, está marcado por columnas con capiteles figurados. En la pared izquierda hay un fresco que representa a una Virgen en el trono con el Niño, de alrededor del 1400, por Paolo Schiavo. 

Continuando hacia Castelfranco Piandisco, vale la pena detenerse en la Abadía San Salvatore en Soffena, un edificio religioso construido en el siglo XIV sobre un castillo preexistente, vestigio de la presencia de la comunidad de Vallombrosa en Alto Valdarno. En el interior hay valiosos frescos de Liberato da Rieti, Bicci di Lorenzo y Giovanni di Ser Giovanni llamado lo Scheggia (siglo XV), el hermano menor de Masaccio. Junto a la Abadía se encuentra el monasterio, objeto de recientes investigaciones arqueológicas que han descubierto tumbas medievales y renacentistas.

Llegados a Castelfranco, es interesante ver el diseño urbano del pueblo, tradicionalmente atribuido a Arnolfo di Cambio, con un trazado regular de tablero de ajedrez, una vez rodeado de murallas, torres y puertas de las cuales sólo quedan dos. Te aconsejamos visitar el Oratorio San Filippo Neri (siglo XVIII) quien nació aquí en el 1515.

CUARTA ETAPA
Los rastros Etruscos en Loro Ciuffenna
Vista de Loro Ciuffenna
Vista de Loro Ciuffenna 

Continuando a lo largo de Setteponti, se llega hasta Loro Ciuffenna, un pueblo medieval que ya era un asentamiento Etrusco. Visitar, en el centro histórico, la iglesia Santa Maria Assunta, con un tríptico de Lorenzo di Bicci (siglo XV), y el Museo Venturino Venturi, un homenaje al artista que nació aquí en el 1918.

Para quienes desean seguir un itinerario alternativo desde Loro Ciuffenna, entre los bosques y las colinas de Pratomagno, les sugerimos visitar Poggio di Loro y Rocca Ricciarda, pueblos completamente restaurados donde podrán disfrutar de una sugestiva vista completa de Valdarno.

QUINTA ETAPA
En Gropina uno de los edificios religiosos más antiguos de Arezzo
Parroquia de Gropina
Parroquia de Gropina 

Continuando en dirección al sur, hacia Castiglion Fibocchi, llegamos a la Parroquia San Pietro a Gropina, de estilo románico (siglo XII), uno de los edificios religiosos más antiguos de la diócesis de Arezzo. Su interior es muy sugestivo, se presenta dividido en tres naves con columnas y capiteles, evidencia del gran arte de la talla en piedra, creando obras de arte que se transmiten en el tiempo. Un ambón decorado con bajorrelieves que representan seres humanos y animales (un león, un águila y un diácono), sostenido por dos columnas anudadas y dos pilares, es la obra maestra escultórica de la iglesia.

En el territorio podrás descubrir otras pequeñas joyas románicas cerca de Castiglion Fibocchi. En la Parroquia de Galatrona en Petrolo, en Bucine, actualmente dedicada a San Juan Bautista, iglesia románica de origen paleocristiano, puedes admirar el tabernáculo y la preciosa pila bautismal de Giovanni della Robbia.

En Cavriglia se encuentra la Parroquia San Pancracio, caracterizada por la cripta con bóvedas de crucería, dividida en tres pequeñas naves por reducidas columnas sobre las cuales se levanta el presbiterio. La presencia de la cripta y la asimetría del área externa posterior nos llevan a plantear la hipótesis de orígenes más antiguos. En la cuenca del ábside hay restos de un fresco de la "Virgen y el Niño entre los Santos Lorenzo y Pancracio".

SEXTA ETAPA
Castiglion Fibocchi y el Puente Buriano
Castiglion Fibocchi
Castiglion Fibocchi - Credit: Ettore Timi

Un poco más adelante se llega a Castiglion Fibocchi, un pueblo construido como un castillo para vigilar el camino que llevaba desde Pratomagno hasta Casentino. A las afueras del pueblo, por la calle de la izquierda, se encuentra una parada para admirar, dentro de la iglesia Santa Maria a Pezzano, hoy capilla del cementerio, un fresco de la escuela de Arezzo que representa la Anunciación (siglo XIV).

Aquí, pasando la parroquia San Giustino, cerca de Castiglion Fibocchi, antes de llegar a Arezzo, la calle cruza el río Arno a través del grandioso Puente Buriano, una construcción que ha conservado la poderosa estructura medieval con siete grandes arcos y representada por Leonardo da Vinci en el fondo de la "Gioconda" y de la "Madonna dei fusi".