Siena: Toscana de película
Siena para los aficionados al cine
directions_car
Duración
3 días
Difficoltà
Fácil

Con impresionantes vistas, una arquitectura a veces opulenta, otras veces rústica y con paisajes de encanto, Siena y sus alrededores, han servido de escenario para numerosas películas, desde dramas de guerra repletos de acción hasta clásicos románticos. Para tu próximo viaje, sigue las indicaciones de directores de cine y buscadores de locaciones, que sabían lo que estaban haciendo cuando cambiaron el set de estudio por paisajes toscanos.


DÍA 1
El ritmo de la ciudad: Siena
Piazza del Campo, Siena
Piazza del Campo, Siena - Credit: Goncalo Figueiredo

Una de las secuencias más impactantes de la franquicia 007 es de 2008, de la película Quantum of Solace, donde las tomas del Palio de Siena se yuxtaponen con una escena de angustiosa persecución, antes de que los personajes irrumpan en las multitudes desprevenidas de la carrera de caballos.

Ya que imaginamos que no tendrás que esquivar al enemigo ni saltar sobre el tejado como Daniel Craig, en un día más tranquilo en la Piazza del Campo, puedes visitar el Palazzo Publico, sede del Museo Cívico. Fue construido en gran parte entre finales del siglo XIII y la primera mitad del siglo XIV para albergar a los funcionarios del gobierno de Nova, los entonces gobernantes de la República de Siena. El esplendor original aún se mantiene: los magníficos frescos del maestro de la escuela de Siena, Simone Martini, decoran la Sala del Mappamondo con la Maestá (1315), mientras la Sala de los Nove es conocida por el ciclo de la Alegoría del Buen y Mal Gobierno (1339) de Ambrogio Lorenzetti.

Si James Bond y compañía despertaron tu curiosidad por el Palio, las carreras a pelo tienen lugar el 2 de julio y el 16 de agosto de cada año, en la misma plaza. Ten en cuenta que no se trata de un evento especialmente agradable para los turistas: se trata de una ceremonia de celebración de la identidad sienesa y, como tal, conseguir pases especiales al acto nunca es fácil, visita el sitio web del Ayuntamiento de Siena para obtener información actualizada sobre los asientos. Las carreras de caballos no suelen durar más de 90 segundos, pero la fastuosidad y las circunstancias son las que siguen atrayendo a nuevos públicos. La asistencia a las pruebas, que generalmente tienen lugar en los tres días anteriores a la carrera, es gratuita.

Por la tarde, desvíate del viaje de James Bond y camina hasta la cercana plaza Jacopo della Quercia para ver otros lugares de interés, como el espectacular Duomo de Siena; el Facciatone, parte de los restos de la inacabada "catedral nueva"; y Santa Maria della Scala, un antiguo hospital que ahora alberga exposiciones notables. O, como haría un sofisticado agente del Servicio Secreto Británico, derrocha en una buena comida: opta por un primer plato fuerte, como el pici al ragù de cinta senese, un tipo de espagueti grueso, enrollado a mano y mejorado con una salsa preparada con carne de cerdo de la zona.

DÍA 2
Val d’Orcia y Pienza
Piazza Piccolomini, Pienza
Piazza Piccolomini, Pienza - Credit: wikipedia publico domain

La gran película de Ridley Scott, Gladiador (2000), contiene varias escenas rodadas en esta región de ensueño, con las visiones recurrentes de su hogar del General Maximus, nostálgicamente coloreadas por los campos de trigo del Val d’Orcia y el paisaje toscano de los libros. Un segmento particularmente emotivo en los últimos momentos de la película (¡sin spoilers!) ve a Maximus moverse a lo largo de la carretera que conecta el Agroturismo Terrapille (www.terrapille.it) con la Parroquia de Corsignano (Piazza Dante Alighieri 29, Pienza), una iglesia románica que data del siglo XII. 

Si no eres un fanático de Gladiador, no hay necesidad de que vayas a este camino precisamente, ya que el paisaje es impresionante en todas partes. En lugar de seguir los pasos exactos de Maximus, haz el viaje de una hora desde Siena a Pienza, quizás parando para almorzar en San Quirico d'Orcia, un pueblo en la cima de una colina digno de su propio Oscar. 

Una vez que hayas pisado Pienza, toma nota: es una reproducción de la planificación urbana renacentista. La Piazza Pio II trapezoidal -encargada por el Papa Pío II, de ahí su nombre- es la cabecera de la ciudad, y aparece en la versión de 1999 de Michael Hoffman sobre "El sueño de una noche de verano" de Shakespeare (junto con una vista panorámica del Val d’Orcia hacia Pienza como plano inicial de la película). El arquitecto de la plaza, Bernardo Rossellino, aplicó en su diseño los principios humanistas de su mentor, Leon Battista Alberti. 

Se alza en la plaza el Palazzo Piccolomini, que aparece en otra adaptación de un clásico de Shakespeare. Romeo y Julieta de Franco Zeffirelli (1968), en el palacio destaca el patio de Piccolomini como escenario del glamoroso baile en el que aparece por primera vez un Romeo enmascarado; una escena posterior se desarrolla por la noche entre la Piazza Pio II y Corso Rossellino, la principal calle comercial de la ciudad. 

El melodrama de gran presupuesto, El paciente inglés, se desarrolla durante la Campaña Italiana de la Segunda Guerra Mundial, con varias escenas clave rodadas fuera de Pienza, en el Monasterio de Sant'Anna. Dista un corto paseo de 6 km en coche o en bicicleta, antiguamente era un monasterio Benedictino Olivetano, ahora ha sido transformado en agroturismo.

DÍA 3
Fantasía moderna en Montepulciano
Palazzo del Capitano en Montepulcia
Palazzo del Capitano en Montepulciano - Credit: Timothy Brown

Un amante del cine que hace una ruta por la provincia de Siena, no puede perderse Montepulciano, a unos 20 minutos en coche desde Pienza. Meca para los aficionados al vino -esta es la casa del Vino Nobile di Montepulciano-, la ciudad también ha ganado un culto entre los seguidores de la saga Twilight, desde la segunda entrega de la serie, New Moon fue rodada aquí. 

La Piazza Grande, la plaza principal de Montepulciano, es el escenario de gran parte de la acción (y no sólo en New Moon, otras: en Sueño de una noche de verano, Heaven, la Serie Medici y otros, la han utilizado en sus guiones). Un momento crucial en la película (¡alerta de spoiler!) en el que Bella salva a Edward, tiene lugar entre este escenario inquietante y la entrada al Municipio. La fachada del siglo XV, diseñada por Michelozzo y probablemente aún más joven que algunos de los vampiros de la película, tiene un notable parecido con el Palazzo Vecchio de Florencia. Ambas son sedes de sus gobiernos locales y las similitudes fueron realizadas deliberadamente por Cosimo I de' Medici. 

Después de un paseo al estilo Bella Swan por las estrechas y empedradas calles de la ciudad, déjate llevar por algo rojo y delicioso (y no, no hablamos de sangre). Siéntate en un bar de la zona con vistas y prueba un Nobile de Montepulciano rojo rubí, elaborado con al menos un 70 por ciento de Sangiovese y un 30 por ciento de otras uvas locales. 

Si eres un fanático de Twilight, numerosas asociaciones locales y regionales de turismo organizan excursiones temáticas a todos los lugares de interés de la película.

¡Y eso es todo!