Photo ©Franco Vannini
Un fin de semana en el norte de la Maremma: naturaleza y deporte
Los amantes de la naturaleza y los viajeros activos, estarán a sus anchas durante un fin de semana largo en el norte de la Maremma
directions_car
63 km
Duración
3 días
Difficoltà
Fácil

Si estás buscando una Toscana más salvaje, donde la cobertura telefónica es algo superficial y la naturaleza crece desenfrenada, la Maremma es el lugar para ti. En verano, los largos tramos de playas vírgenes atraen a los amantes de los baños de sol y de los deportes acuáticos, donde el windsurf, el stand up paddel y la vela, son los reyes.


DÍA 1
Cabalgando sobre las olas
Playa de Fiumara
Playa de Fiumara - Credit: Kite surf Fiumara

Prueba los numerosos deportes de tabla, que aprovechan la arena y el agua, a lo largo de la costa de la Maremma. El kitesurf se puede practicar en Fiumara, en Marina di Grosseto, donde los vientos del noroeste están casi siempre garantizados por la tarde, durante todo el año. Muchos de los resorts costeros más grandes tienen escuelas de surf y vela donde puedes alquilar o aprender a usar pequeños veleros, windsurf y tablas SUP.

Si es demasiada actividad para soportarla en un caluroso día de verano, alquila una tumbona o pon tu toalla en una de las impecables playas de la Maremma, conoce algunas de las Playas con Bandera Azul alrededor de Castiglione della Pescaia, Marina di Grosseto y Principina a Mare.

DÍA 2
Sigue a los flamencos
Casa Rossa Ximenes
Casa Rossa Ximenes - Credit: Musei di Maremma

Si la observación de aves te gusta, dirige tu atención a la Reserva natural Diaccia Botrona, un humedal de agua salada situado detrás de las playas de Castiglione della Pescaia y a orillas del río Bruna. Los flamencos rosados atraen a las multitudes, que pueden observar como se posan sobre una sola pierna, desde las cabañas de observación de aves, convenientemente ubicadas en las cercanías.

Amplía tus conocimientos sobre el lugar en el Museo Multimedia de la Casa Rossa Ximenes, un edificio rojo que ofrece simulaciones de avistamiento de aves. Una visita guiada en barco a la reserva es obligatoria (todos los días a las 5 de la tarde en verano), donde los guardaparques muestran a los visitantes algunas de las variadas áreas de vida silvestre de la zona. Termina el día con un aperitivo nocturno en uno de los establecimientos balnearios elegantes de Castiglione della Pescaia.

DÍA 3
Mientras caminas, reconoce las plantas silvestres comestibles
La campiña de Roccastrada
La campiña de Roccastrada - Credit: Bigstockphoto / Zwawol

Empieza el día temprano con una caminata de 13,5 kilómetros desde Roccastrada hasta el Castillo de Belagaio, tramo que forma parte de la popular, y bien señalizada, red de Trekking Roccastrada. La caminata, en gran parte por el bosque, dura unas 4,5 horas (queda lejos) y ofrece la oportunidad de ver los interesantes afloramientos geológicos de la zona de Le Pescine, así como los robles gigantes.

Continúa con tus actividades al aire libre aprendiendo a procurarte la comida. Participa en un curso de recolección de hierbas silvestres en una de las muchas granjas educativas de la Maremma, como la Factoria Le Venaie, cerca de Roccastrada, y Corte degli Ulivi, cerca de Roselle, para que puedas aprender a reconocer las hierbas silvestres y averiguar cómo utilizarlas.