Photo ©Allie_Caulfield
Baratti
Entre la frescura de un mar cristalino y el encanto de los antiquísimos hallazgos arqueológicos

Baratti es una fracción del Municipio de Piombino, famosa por su playa de arena roja, sus aguas cristalinas y su parque arqueológico que contiene los restos del antiguo pueblo de Populonia, el único centro etrusco construido sobre el mar.

Situada en el Golfo homónimo y rodeada de un espeso pinar, la playa de Baratti es principalmente una playa pública pero tiene dos balnearios privados y está equipada con todos los servicios para pasar el día. Es un lugar de encuentro para los entusiastas del surf y el windsurf, y también es la sede de una escuela de vela que ofrece cursos semanales para personas de todas las edades.

Qué puedes ver en Baratti y sus alrededores

A menos de un kilómetro de la playa se encuentra el Puerto turístico de Baratti, desde donde se puede hacer una excursión para visitar el promontorio de Piombino.

Siguiendo un evocador camino a través del bosque que desciende a lo largo de la cresta se llega a Buca de las Hadas, una cala rocosa bien protegida de los vientos y perfecta para los amantes del esnórquel. El punto de partida de esta breve excursión es el estacionamiento que se encuentra justo antes del pueblo de Populonia. Otra forma de llegar a Buca de las Hadas es en kayak o surf de remo circunnavegando el promontorio a 7 kilómetros de Baratti; se puede explorar cada cala o remar sobre bancos de peces.

La playa de Baratti confina con el Parque Arqueológico de Baratti y Populonia dividido en dos áreas de visita. En la parte inferior se pueden ver las dos necrópolis etruscas: la monumental necrópolis de San Cerbone, la única entre aquellas etruscas que se construyó a orillas del mar, y la necrópolis de las Grutas, que consiste en tumbas de cámara excavadas en la roca.

En la parte superior se puede visitar la acrópolis, con los templos, las calzadas romanas y los restos de las cabañas del asentamiento etrusco. En la cima de la colina, junto a la acrópolis, se encuentra el pueblo medieval, rodeado de murallas construidas para defenderse de los piratas y dominada por el Fuerte.

Populonia sabe cómo encantar al visitante con sus calles empedradas, las numerosas pequeñas tiendas y el Museo Etrusco Gasparri, donde se pueden admirar restos etruscos y romanos encontrados en la zona y en el tramo de mar frente al mismo.

No se puede decir que una visita a la parte antigua esté completa sin una parada en el Museo del Territorio de Populonia en Piombino. Aquí se puede admirar parte de los bienes funerarios de la Tumba de los Carros (el monumento funerario mejor conservado del Parque Arqueológico de Baratti y Populonia) y el Ánfora de plata de Baratti, un precioso vestigio romano encontrado en las redes de un pescador en los años 60.