Photo ©renato camilli
Bientina
A los pies del Monte Pisano en un centro con un corazón verde

Aunque Bientina ha perdido su aspecto medieval antiguo y ha asumido un aspecto más contemporáneo, es un buen punto de partida para quienes desean explorar el Monte Pisano y la cercana Valdera.

En el centro del pueblo se aconsejan principalmente la Iglesia Santa Maria Assunta donde se guardan los restos de San Valentino, el Museo de Arte Sacro, el Museo Etrusco y la Iglesia San Girolamo en la que hay una exposición permanente sobre la historia del territorio. La colección incluye hallazgos de las épocas proto-etrusca y etrusco-romana encontrados en Pedule di Bientina durante las campañas de excavación del 1953 y 1957.

Es también de interés naturalista el Bosco Tanali, situado en el lado oeste de Pedule di Bientina en las laderas del Monte Pisano. El bosque se extiende por unas 153 hectáreas a orillas del antiguo lecho del lago, en un área que incluye una variedad de ambientes muy significativos desde el punto de vista naturalista: praderas húmedas que se inundan periódicamente, humedales, cañaverales y pequeños charcos de agua - ambientes importantes para la vida de muchas especies de plantas y animales.

Por último, la artesanía es un recurso importante para Bientina, que gracias a sus actividades ofrece el cuarto fin de semana de cada mes en la Piazza dei Borghi, la oportunidad de visitar el tradicional y colorido mercado de antigüedades.