Capalbio
Donde la vista se extiende sobre toda Maremma y llega hasta el mar

Capalbio es un hermoso pueblo en el sur de Toscana, que se encuentra en una colina cubierta con el típico matorral de Maremma. El pueblo en la época medieval era propiedad de la familia Aldobrandeschi. Más tarde pasó bajo el dominio de los Condes Orsini y en el 1416 fue anexada a la República de Siena. Más tarde el territorio fue asignado a Cosimo de los Medici entrando en un período de decadencia lenta pero inexorable.

El siguiente pasaje a la familia Lorena significó para Capalbio la pérdida de autonomía y la disgregación social. Esto condujo a la proliferación del bandidaje, que aterrorizó a Maremma durante muchísimos años. En efecto, la tradición narra que en Capalbio Tiburzi, el más famoso bandido de Maremma pasó la mayor parte de su tiempo en clandestinidad.

Pasear por Capalbio hoy en día significa descubrir un pueblo que, a pesar de sus altibajos, ha sido capaz de conservar intacta su antigua organización medieval. Es hermoso recorrer todo el antiguo camino de ronda, donde se puede admirar un panorama abierto y sugestivo de la campaña circundante.
La Porta Senese todavía conserva sus puertas originales del siglo XV de madera maciza.

Con el pasar de los años, Capalbio se ha convertido en una meta para el turismo de élite, atraído por la fascinante atmósfera que se respira entre las estrechas calles del pueblo y las hermosas playas de Chiarone, Macchiatonda y la Torba. También Giacomo Puccini, como atestiguan sus cartas a Giuseppe della Gherardesca y Piero Antinori, amaba refugiarse en estas tierras, especialmente para las partidas de caza.

Una vez en la zona, vale la pena dar un paseo por la bella reserva natural que rodea las orillas del Lago Burano, perfecto para practicar observación de aves en diferentes períodos del año. Capalbio no está lejos de las ciudades de Castiglione della Pescaia y Porto Santo Stefano, en la provincia de Grosseto, te recomendamos visitar ambas localidades para disfrutar de los pueblos con vistas al mar. Por último, te indicamos en Garavicchio la fascinante obra del Jardín del Jardín de Tarot, creado por la gran artista Niki de Saint Phalle e inspirado en el Parque Güell de Gaudí en Barcelona.

La fama de Capalbio a lo largo del tiempo se ha consolidado también gracias al evento Capalbio Cine, que se celebra cada año durante la primera quincena de julio y que atrae a importantes personalidades nacionales e internacionales. Los acontecimientos anuales que no hay que perderse son: Capalbio Libri y el Torneo de Butteri, un término que indica a los pastores que cuidan de los caballos y el ganado.

La tradición gastronómica de Capalbio refleja en gran medida - aunque con variaciones - aquella de Maremma. En las mesas locales no faltan recetas a base de jabalí, pasta fresca como pappardelle, fettuccine y tortelli, acquacotta (una especie de sopa con verduras, pan y huevos de origen campesino), buglione di agnello (estofado con carne de cordero) y ciaffagnone, un manjar similar a la crepe. Alternativamente, los amantes del pescado fresco, pueden apreciar el "caldaro" (sopa de pescados) en su lugar.