Photo ©LigaDue
Castel San Niccolò
Un puñado de pueblos de piedra en las laderas de Pratomagno

Castel San Niccolò es un municipio disperso, cuyo centro principal es el pueblo de Strada in Casentino, dominado por el Castillo de los Condes Guidi del que deriva el nombre del municipio. El Castillo, uno de los más evocadores de esta parte de Toscana, fue la residencia de los Condes Guidi hasta el 1349, cuando sus habitantes se rebelaron contra el poder del Conde Galeotto, hijo de Guglielmo Novello, y se sometieron a la República Florentina.

A partir del Siglo XV pasó a formar parte de los territorios administrados directamente por Florencia. A partir del Siglo XVIII, los pueblos (y varias aldeas) de Vado, Garliano, San Pancrazio y Cetica Sant'Angelo se unieron para formar lo que sería el Municipio de Castel San Niccolò. En el 1776, a causa del Reglamento Especial del Gran Duque Leopoldo, se añadió Borgo alla Collina a las cuatro comunidades. Siempre vinculado a Florencia y Fiesole, Castel San Niccolò se unió a Arezzo en el 1859. De consecuencia el municipio adquirió su estructura actual en el 1868, cuando a los antiguos pueblos se unieron los de Caiano, Ristonchi, Battifolle y Vertelli.

Qué puedes ver en Castel San Niccolò

El centro más importante de la comunidad Strada in Casentino, antiguamente llamado también Borgo alla Strada en contraposición a Borgo alla Collina- era conocido gracias a la proximidad de la Parroquia San Martino a Vado, construida por los Condes Guidi en el Siglo XI, y que proporcionaba un fácil "vado" en el río Solano. La Parroquia San Martino es una de las iglesias románicas más importantes en Casentino y fue construida a instancias de la Condesa Matilde de Canossa.

El centro del pueblo está dominado por la encantadora Plaza Matteotti, rodeada por los austeros palacios Vettori y Vettori-Tommasi y dominada por el Logge del Grano.
El complejo del antiguo Colegio Salesiano alberga el Museo de la Piedra Tallada - Centro de Interpretación Ecomuseo de la Piedra, cuyo objetivo es documentar, estudiar, interpretar y transmitir el variado patrimonio vinculado a la piedra en el valle Solano.

En los alrededores

En la cima de una colina que divide el Valle del Arno del Valle de Solano se encuentra Borgo alla Collina, desde donde se puede admirar todo Casentino: castillos y parroquias, montañas y bosques. El Parque Nacional de los Bosques de Casentino, el Monasterio de Camaldoli, el Santuario de La Verna, el Castillo de Poppi y el Castillo y la Parroquia de Romena, se pueden admirar a simple vista.
El llamado "borghetto" de Borgo alla Collina tiene un característico entramado de calles estrechas, con casas adosadas, dominado por un Castillo de torre cuadrada.

Eventos

Strada in Casentino es conocido como el Pueblo de la Piedra Tallada, en virtud de las antiguas canteras de pietra serena presentes en su territorio y de los artefactos, obra de los numerosos canteros de la zona, que han embellecido las casas y palacios de muchas ciudades toscanas. Cada dos años, a principios de septiembre, se celebra la "Exposición de la Piedra Tallada" , a la que acuden canteros y escultores de toda Italia.

En cambio, la Feria del Ganado (raza Chianina) de Borgo a Collina se celebra todos los años y en ella participa todo el valle y toda la provincia de Arezzo.

Platos y productos típicos

El municipio de Castel San Niccolò incluye Cetica, donde, según las primeras informaciones fiables, se cultiva la patata roja de Cetica desde el 1920. Utilizada en la cocina para paliar las hambrunas recurrentes, de este tubero "crudo" y "pobre" surgió la delicada y deliciosa receta de los tortelli de patatas de Casentino