Cerreto Guidi
Parroquias y casas históricas entre las plácidas colinas de Montalbano

Cerreto Guidi se encuentra en un territorio diseñado por agradables colinas, dominado por los cultivos tradicionales de la vid y del olivo. Visitar esta campaña, cuidada desde siglos y diseminada de masías, granjas, villas y parroquias, significa disfrutar de las notas más típicas del paisaje toscano.

Las primeras evidencias históricas nos hablan de Cerreto en Greti ya en el año 780. Este nombre se mantuvo en uso hasta el 1079, cuando tomaron el dominio los Condes Guidi, que construyeron aquí uno de sus castillos. A partir del 1085 su poder pasó a ser puramente nominal, habiendo pasado el pueblo bajo el control de la República Florentina, mientras que a partir del 1273 los acontecimientos de Cerreto se vincularán indisolublemente a los de Florencia.

Qué puedes ver en Cerreto Guidi

En la historia de Cerreto el Siglo XVI fue importante por el dominio de los Medici, promotores de restauros arquitectónicos como en el Complejo de los Medici  que incluye la villa de caza - desde el 2002 Museo Histórico de Caza del Territorio - la granja y las imponentes rampas de acceso  a la villa atribuidas a Buontalenti.

Anexada a la Villa de los Medici se encuentra la Parroquia San Leonardo, cuyo campanario sugiere que haya sido construido como capilla del castillo de los Condes. El aspecto actual es el resultado de numerosas intervenciones que han alterado el trazado medieval del edificio. En la iglesia se custodian objetos de gran valor, como la pila bautismal de terracota policromada y vidriada atribuida a Giovanni de la Robbia y un lienzo que representa a San Leonardo, de Cristofano Allori (1577– 1621).

Siguiendo la calle circular que rodea el complejo se encuentra el interesante Oratorio Santísima Trinidad, del 1607. En su interior se pueden apreciar frescos del Siglo XVIII, pero la obra más preciada es un retablo del 1587, firmado por Domenico Cresti llamado Passignano.

También es interesante visitar el Santuario Santa Liberata, cuya construcción se remonta probablemente al año 1336, cuando, según la tradición, se construyó aquí un oratorio dedicado a la Virgen para agradecerle por la liberación del pueblo de las tropas de Mastino della Scala. La constante atención prestada al culto de Santa Liberata, ha hecho que el edificio fuera reconstruido varias veces por parte del Municipio de Cerreto.

En los alrededores

La zona de Montalbano, con su densa red de caminos y senderos, es ideal para los amantes del senderismo y las excursiones por la naturaleza. A los pies de la montaña se extienden las Paludes de Fucecchio, un área húmeda en la que los observadores de aves pueden contemplar más de 190 especies de aves e interesantes expresiones de la flora.

Estas verdes colinas son las mismas que inspiraron a Leonardo da Vinci. Para intentar adentrarse en su brillante mente, ahora puedes visitar el Museo Leonardiano en Vinci. A unos 3 km del centro del pueblo, en la localidad de Anchiano, todavía es posible visitar la Casa Natal de Leonardo

Entre bosques y olivares, llegamos al pueblo fortificado de Capraia con sus interesantes edificios religiosos, como la Iglesia San Jacopo, en la aldea de Pulignano, la representada Compagnia della SS. Trinidad y la abadía San Martino in Campo.

Eventos

Con más de 50 años de historia, el Palio del Cerro es uno de los eventos imperdibles de Cerreto Guidi. Se trata de una evocación histórica con trajes renacentistas que tiene lugar el primer sábado de septiembre frente a la Villa de los Medici.

En cambio, en el mes de julio las calles del pueblo acogen La Noche de Isabel, un sugestivo evento con procesiones y espectáculos, artesanía antigua, música y danzas renacentistas.

Platos y productos típicos

En el territorio de Montalbano se encuentra también el Camino del Aceite, del Vino y de los Sabores, un recorrido temático dedicado a las preciadas producciones de vino y aceite de oliva. Además, en Cerreto Guidi, que está incluido en este itinerario, es posible degustar un excelente aceite de oliva virgen extra que se sigue produciendo con métodos tradicionales.