Chitignano
El lejano oeste en miniatura en las colinas de Casentino

Chitignano es un pequeño pueblo de montaña, situado a lo largo de la carretera que conduce a Chiusi della Verna, con una fama de antiguo balneario termal desde la Edad Media, gracias a la presencia de manantiales de agua sulfúrica-ferruginosa, ideales para aliviar la fatiga de los peregrinos en tránsito.
Su posición de pueblo limítrofe, escondida entre bosques y montañas, favoreció con el tiempo las actividades de contrabando típicas de este territorio -tabaco y pólvora- hasta el punto de que el Gran Ducado llegó a reconocer la zona como una especie de "régimen fiscal privilegiado" para permitir y facilitar estas actividades. Luego la situación ha cambiado con la Unificación de Italia.

Qué puedes ver en Chitignano

Chitignano formaba parte de las posesiones feudales de la familia Ubertini. El Castillo de los Condes Ubertini se remonta al Siglo X; inicialmente era propiedad de los Condes de Chiusi, pero en el 1261 pasó a la familia Ubertini y al Obispo de Arezzo Guglielmino Ubertini (quien dirigió el ejército Gibelino derrotado en la Batalla de Campaldino, contra los florentinos Güelfos. Ha fallecido el 11 de junio de 1289 de un golpe de pica en la cabeza). El castillo se incorporó a lo largo de los siglos a un conjunto de edificios, asumiendo la apariencia actual de una villa de campaña del Siglo XVII.

En los alrededores

Chitignano se encuentra en Casentino, la parte más alta del valle del Arno, delimitada por un lado por los montes Verna, Camaldoli y Alpe di Catenaia, y por otro por la cadena de Pratomagno. En particular, Chitignano se encuentra en una zona fronteriza que a lo largo de los siglos ha favorecido el desarrollo de algunas actividades de contrabando, especialmente de tabaco (de todo tipo, desmenuzado, de pipa o para liar en puros) y de pólvora. En la aldea de Pantaneto se puede visitar el Ecomuseo de la Pólvora y del Contrabando, un centro de documentación dedicado a la antigua actividad de producción y comercialización que se realizaba en los molinos de pólvora autorizados y en los pisones diseminados por los bosques. En el interior del museo hay herramientas de trabajo y paneles explicativos, mientras que en el exterior hay senderos habilitados en el bosque para recorrer la historia y los lugares de producción de la pólvora negra, como el sugestivo itinerario del Polvorín del Infierno.

Las aguas de Chitignano son conocidas desde la antigüedad por su particular composición química y sus propiedades curativas, como atestiguan los numerosos bronces votivos encontrados en la zona. En la actualidad, las aguas fluyen desde tres manantiales cercanos al pueblo: Sorgente del Río, Sorgente Galastri y Sorgente Buca del Tesoro, en este último puedes encontrar un área verde equipada.
Las aguas eran especialmente apreciadas en la Edad Media por los peregrinos que llegaban aquí por la Vía Romea Germanica, de camino a Roma.

Eventos

Un acontecimiento histórico que se celebra en Chitignano desde principios del Siglo XIX es la Feria del Tordo, que se celebra un domingo de octubre: se instalan puestos de comida y artesanía en el pueblo y se organizan eventos culturales y momentos de convivencia durante el día.