Photo ©Shutterstock.com / Antonio Scarpi
Marciana
Permanecer entre el mar y las montañas, en el pueblo más antiguo de la Isla de Elba

Marciana es un armonioso pueblo de colinas con características medievales, en las laderas del Monte Capanne, en la parte occidental de la Isla de Elba. Es uno de los asentamientos más antiguos de la isla, ya que su fundación se remonta al año 35 a.C.
La noble familia Appiani, durante su dominio, desde finales del Siglo XIV hasta finales del Siglo XVI, eligió Marciana como residencia y la ciudad experimentó un periodo de notable desarrollo, empezando por la ampliación de su fortaleza, la más protegida de toda la isla, situada para defender la fundición y la ceca.
Inmerso en una exuberante vegetación de encinas, pinos y castaños, en Marciana se respira una atmósfera única en comparación con el resto de la isla, gracias a su clima siempre fresco, casi montañoso, pero con el mar azul a sólo cinco kilómetros.

Qué puedes ver en Marciana

Entre las numerosas atracciones que se pueden apreciar en el territorio de Marciana hay que señalar, sin duda, la imponente Fortaleza de Pisa cerrada por cuatro torres, construida en el Siglo XII y consolidada por Appiani a mediados del Siglo XV. Antaño utilizado por la población como refugio durante las incursiones de los piratas, hoy es el elemento de identidad que caracteriza la parte alta del pueblo y desde su pasarela se puede admirar un espléndido panorama que va desde la cumbre del Monte Capanne (1019 mt) hasta las aguas azules de la costa de la isla.  

Mencionamos dos iglesias, la Parroquia románica San Lorenzo, destruida por los Turcos en el 1554 y ahora reconocida como monumento nacional; y San Cerbone, construida en honor al Santo que, en el Siglo VI, se retiró de Populonia para escapar de la persecución de los Longobardos.
Para los que quieran saber más sobre el pasado antiquísimo de Marciana, y no sólo eso, recomendamos visitar el
Museo Cívico Arqueológico, alojado en el Palacio Pretoriano del Siglo XVII.
Aquí encontrarás hallazgos prehistóricos y protohistóricos de la Isla de Elba, así como hallazgos etruscos y romanos, una sección dedicada a los derrelictos encontrados en el fondo marino de Procchio y los hallazgos de la cultura villanovense, procedentes de varios yacimientos arqueológicos de Elba, como los asentamientos de Monte Giove y Madonna del Monte y la fortaleza etrusca de Monte Castello di Procchio.

En los alrededores

Merece la pena visitar el hermoso pueblo medieval de Poggio Terme donde, rodeado de bosques de encinas y castaños, se encuentra el manantial de agua blanda "Fuente de Napoleón", llamada así porque hasta el emperador apreciaba sus efectos beneficiosos, indicados para el tratamiento de la uricemia y los cálculos. Existe un establecimiento de embotellamiento, pero también se puede aprovisionar libremente en una fuente.

Una característica de Marciana es el mencionado Monte Capanne, el punto más alto de la isla. El ascenso a más de 1000 metros del monte se puede realizar desde Marciana a pie, siguiendo los senderos señalados por C.A.I., o bien, mediante un cómodo teleférico activo en la temporada de verano. Para los apasionados de la mineralogía puede ser útil saber que del Monte Capanne se pueden extraer magníficos cristales de turmalina y berilo.
En el lado norte del monte se encuentra el Santuario Madonna del Monte, lugar de culto desde el 1300, la estructura actual fue construida en el 1595 y después de varias renovaciones tomó su forma actual en el 1799.

Al igual que en el resto de la isla, Marciana se caracteriza por la presencia de algunas notables bajadas al mar desde las cuales se puede llegar  a las playas de arena de Paolina, Procchio y Spartaia y a aquella mixta de arena y escollos de San Andrés; a los escollos de Punta Nera y Chiessi; y las de gravilla y rocas de Pomonte y Patresi.
En Chiessi, los más experimentados también pueden llegar a pie, por un camino bastante difícil pero de gran belleza, con vistas a Capraia y Córcega.

Eventos

En Marciana, el Palio de San Agabito se celebra cada año el 18 de agosto. Según la tradición, la fiesta fue instituida por Doña Paola, gobernadora de Marciana, para dar a sus súbditos un momento de celebración; la fecha fue elegida en honor a su padre, en el aniversario del día de su muerte.
Durante todo el día se puede disfrutar de juegos y espectáculos folclóricos en la plaza, en la Fortaleza y en todo el centro histórico, que también es recorrido por una Procesión Histórica.

A finales de octubre se celebra la Semana de la Castaña, dedicada a este fruto símbolo de la cultura y la gastronomía de las zonas montañosas de Marciana.

Platos y productos típicos

En Marciana podrás degustar los platos típicos de Elba y del Archipiélago Toscano.
Algunos de estos platos son una derivación de las comidas que los aldeanos de la costa antiguamente se llevaban cuando salían por la mañana hacia el campo o las minas, donde se veían obligados a viajar por trabajo.

Entre ellas se encuentra la Sburrita, una sopa de Elba elaborada con pescado pobre y aromatizada con hierbas o verduras, que originalmente se preparaba con los ingredientes que se encontraban en el lugar, en un periodo en el cual la comunicación entre las distintas zonas de la isla no era tan sencilla como ahora. Por ese motivo, por ejemplo, la receta original utiliza bogas en Marciana y bacalao en Rio Marina.