Marradi
EL SORPRENDENTE PUEBLO EN LA FRONTERA ENTRE TOSCANA Y ROMAÑA, EL LUGAR DE NACIMIENTO DEL POETA DINO CAMPANA

Marradi siempre ha sido un punto de pasaje dotado - por la particularidad de su posición - de características únicas por ser un pueblo de montaña. Aunque se encuentra en la provincia de Florencia, es atravesado por el río Lamone, que desemboca en Ravena, en Emilia Romagna.
Rodeado de una exuberante naturaleza, también es famoso por sus castañas, que se celebran cada año en otoño durante un famoso festival.

La intensidad de los colores, vivos y muy variados, lo hacen diferente de todos los demás pueblos de los Apeninos Toscanos-Emilianos. Pero la peculiaridad de Marradi son los numerosos edificios señoriales del centro, un verdadero teatro donde la cultura y la tradición coexisten con producciones artesanales de calidad. La ciudad promueve activamente el turismo sostenible, como lo certifica la etiqueta de ciudad Slow.

Qué ver en Marradi

Para darse cuenta de la singularidad del lugar, es suficiente observar el entorno: en lugar de los chalets y casas bajas de los pueblos de los Apeninos, te encontrarás rodeado de bulevares y edificios señoriales. La característica curiosa ha dependido de la elección de las familias que se trasladaban aquí desde las ciudades, no querían renunciar a la elegancia de los edificios históricos; el Palacio Torriani del siglo XVI, es la prueba más evidente. El interior conserva espléndidas decoraciones de Galileo Chini y un cuadro de Silvestro Lega

El corazón del centro histórico es la encantadora Plaza Scalelle, a la cual se asoman el Palacio Municipal, el Palazzo Fabroni y la Iglesia del Sufragio. También vale la pena visitar el Teatro Animosi y la Iglesia San Lorenzo, que conserva en su interior notables pinturas del siglo V del Maestro de Marradi, un pintor anónimo que se formó junto a Domenico Ghirlandaio.

Para los amantes de la poesía se recuerda que en Marradi nació y vivió Dino Campana, la memoria del autor de Los Cantos Misteriosos se recuerda en el Centro Cultural dedicado a él.

En los alrededores

Una vez en estas partes es imposible resistir la tentación de un viaje a los bosques que rodean el lugar. El territorio de Marradi es una meta ideal para quienes aman el senderismo y la bicicleta de montaña.
Un itinerario fascinante y poco conocido atraviesa los Apeninos Tosco-Emilianos, partiendo de Marradi y llegando a la
Ermita de Gamogna, un antiguo complejo monástico.

No te pierdas la excursión a la
cascada Acquacheta, un sugestivo itinerario entre los bosques y la naturaleza de Toscana.

A 13 km de Marradi se puede admirar el pueblo de Palazzuolo sul Senio, considerado uno de los pueblos más bellos de Italia.

Eventos

Todos los domingos de octubre, Marradi celebra los frutos del otoño con su famoso festival de las castañas y del buen Marrón Glacé. Cada año es una gran fiesta: de las castañas asadas a los tortelli y al pastel de marrones glacés, del castagnaccio a los marrones glacés.
De hecho, muchas personas también llegan al pueblo a bordo de un tren de vapor que lo une con Florencia y Faenza, pasando por los Apeninos Toscanos-Emilianos. 

Productos típicos

La cocina de Marradi también ofrece una gama de platos típicos únicos en la región, como ravioles de ricota y espinacas, tagliatelle con trufas, cappelletti (pasta fresca rellena) con quesos stracchino y raveggiolo, carne de caza a la parrilla y cordero, pastel de ricota y, en otoño, todos los postres realizados con marrón glacé IGP de Mugello.