Photo ©Mongolo1984
Montopoli in Val d'Arno
Un antiguo castillo medieval entre Florencia y Pisa

Para Boccaccio, Montopoli, con sus poderosas fortificaciones, merecía la definición de "castillo célebre". Contendido por mucho tiempo entre Pisa y Florencia, no tuvo tregua ni siquiera después de la histórica Batalla de San Romano en el 1432. Fue pintada por Paolo Uccello en tres cuadros que se encuentran ahora en los Uffizi, el Louvre y la National Gallery de Londres. 

Las campañas alrededor de Montopoli fue golpeado duramente por la plaga pero, gracias a la familia Lorena, la ciudad floreció de nuevo y atrajo durante siglos a familias importantes que construyeron aquí sus residencias de verano para disfrutar de la paz y la tranquilidad y del manantial de agua mineral que fluye aquí en abundancia. 

Una vez que se llega al pueblo se puede admirar las construcciones destinadas a proteger el castillo, como el Arco y la Torre de Castruccio y la Torre de San Matteo, realizada en el Siglo XV por la República Florentina y desde la que hoy se puede disfrutar de una fantástica vista panorámica que, en los días más bellos, se logra ver el mar.

En el centro histórico no te pierdas el Museo Cívico Palacio Guicciardini. La sección arqueológica del Museo incluye las colecciones Baldovinetti-Mainoni y Falchi, con hallazgos etruscos y romanos de toda Toscana y, en particular, de la zona de Populonia y Vetulonia.

En la Plaza de la Parroquia se encuentra la Parroquia Santos Juan Evangelista y Esteban, una espléndida iglesia gótica de principios del siglo XIV.
Otras bellezas históricas que se pueden ver son el Oratorio San Sebastián, del siglo XVI con la esperanza de salvar a la población de la plaga, y la Iglesia de la Virgen del Soccorso, cuya historia también está relacionada con la terrible enfermedad. Según la tradición, un pobre viudo, abandonado a causa de la peste, oyó la voz de la Virgen María que trataba de consolarlo y, en honor a ella, quiso construir este santuario en el verde. Es también precioso el Conservatorio Santa Marta que custodia preciadas pinturas.

Si llegas a la aldea San Romano, podrás visitar el Santuario de la Virgen, que custodia un hermoso claustro que se halla en el convento contiguo. Es en esta antigua iglesia donde, desde principios del Siglo XX, se realiza el famoso pesebre de San Romano, que cada año, en Navidad, atrae a muchos visitantes.

En el territorio de Tierras de Pisa, no te pierdas una visita a Castelfranco di Sotto y San Miniato, una joya medieval bien reconocible gracias a su Fortaleza situada en la cima de la colina.

En un documento del 1412, el Podestá Jacopo Albizzi, un joven de una poderosa familia florentina, estableció que Montopoli debía dividirse en dos pueblos: San Esteban y San Juan. La decisión fue sancionada por un Desafío con el Arco entre los mejores arqueros de las dos facciones. Cada año, el segundo domingo de septiembre, para celebrar este acontecimiento histórico en Montopoli tiene lugar el desafío entre los dos pueblos, precedido por un desfile en trajes de época y espectáculos de tremolantes, en pleno estilo medieval.

Una antigua tradición, ahora casi perdida en este territorio, es aquella de la elaboración de la cerámica. Ya en el Siglo XVI, hornos y alfareros trabajaban en el pueblo y desde el Siglo XIX Montopoli acogió la actividad cerámica de Dante Milani, que formó una generación de hábiles artesanos con experiencia en la producción de decoraciones de terracota. El Museo Cívico alberga una sección dedicada a estas artes figurativas.