Photo ©LigaDue
Villa Basilica
la tierra del papel y de las espadas en los alrededores de Lucca

A los pies del altiplano de Pizzorne, se encuentra el pequeño pueblo de Villa Basilica. A medio camino entre Lucca y Pistoia y cerca de Collodi de Pinocho, el pueblo está formado por un grupo de casas pequeñas que crean pasadizos y plazas de estilo único.

Entre estas colinas, gracias al precioso recurso del agua, siempre constante con grandes ríos y torrentes, la industria del hierro era muy activa. En particular, fueron los armeros quienes dominaron con su destreza convirtiéndose en el punto de referencia para los ejércitos y las familias nobles, quienes encontraban aquí las mejores espadas y otras cuchillas para la defensa. Otro oficio que está relacionado con el uso del agua y que tiene raíces antiguas es aquel de la fabricación del papel.

Pasear por sus calles es la mejor manera para respirar su atmósfera, pero también se puede optar por contemplarla en su fascinante conjunto. De hecho, subiendo se puede llegar al Fuerte, que, situado en lo alto para vigilar el territorio, ofrece una amplia vista del valle. 

Si buscas un panorama fascinante, puedes ir a la plaza de la aldea del Duomo: la leyenda narra que desde esa maravillosa terraza el Emperador Carlos V amaba admirar la belleza de la llanura subyacente.

En el centro histórico, el principal punto de interés es sin duda la Iglesia Santa Maria Assunta del Siglo XII, en cuyo interior se conserva un crucifijo del Siglo XIII atribuido a Berlinghiero Berlinghieri. En cambio, un edificio que participa en la historia del pueblo es el Palacio Biscotti, que debe su nombre a una familia que ha desempeñado un papel importante en esta tierra.

La aldea de Boveglio forma parte del municipio de la Villa Basilica y se caracteriza por sus espléndidos edificios medievales, renacentistas y del Siglo XIX. En la parte alta del pueblo antiguo, la enorme Torre del Reloj, construida en un terraplén y rodeada de sólidos muros, domina y actúa como centinela de la ciudad.
Es interesante la cercana localidad de Colognora Valleriana, que siempre ha sido objeto de investigaciones y profundizaciones por parte de estudiosos provenientes de toda Italia. De hecho, aquí se habla un dialecto único con influencias y expresiones de Emilia, Romaña, Liguria y Longobardas.

En Piana de Lucca también hay numerosas villas y residencias de otros tiempos. Rodeados de colinas, estos palacios de campaña fueron construidos por ricos comerciantes de Lucca a partir del Siglo XV y se convirtieron a todos los efectos en suntuosas residencias, rodeadas de maravillosos jardines. Espectaculares, por ejemplo, son la Villa Grabau, Villa Reale, Villa Torrigiani y Villa Mansi

La Fiesta de Santa Maria, que se celebra el 15 de agosto, es muy importante en Villa Basilica: una ocasión solemne con eventos, representaciones y platos típicos, como el pastel coi becchi, los tortelli o los maccheroni.
En el altiplano de Pizzorne, en julio y agosto, se organiza desde hace muchos años la Feria de las setas y la polenta frita.

La receta simbólica del territorio es el pastel de Villa Basilica, muy sabroso y hecho con arroz decorado con la pasta levantada formando como picos, llamados "becchi" en dialecto. Los ingredientes utilizados son el queso pecorino, la pimienta, las especias y los huevos. Un plato de origen muy antiguo es el Salviato de Villa Basilica, otro tipo de pastel salado en el que las protagonistas son las patatas nuevas. La farina di neccio o harina dulce de Villa Basilica se utiliza casi exclusivamente para la producción de dulces (necci, buñuelos y castagnaccio - pastel de castañas -).