Photo ©Fondazione San Miniato Promozione
room_service
Aún más
Tartufo de las colinas de San Miniato
San Miniato: una de las zonas truferas más extensas y fructíferas de Europa
Categoría
Aún más
place
Origen
San Miniato y alrededores
home
Consorcio de referencia
Associazione Tartufai delle Colline Sanminiatesi
También es llamada la protagonista del otoño toscano: hablamos de la trufa y, en concreto, de la trufa blanca o tartufo bianco de las colinas de San Miniato. En resumen, la trufa puede definirse como un hongo subterráneo. Este nombre indica el cuerpo fructífero que el aparato vegetativo del hongo produce cada año, para la propagación de la especie.

La trufa blanca de San Miniato tiene una capa exterior lisa, de color amarillo claro o verdoso, y una pulpa de marrón a avellana tenue, con venas claras que desaparecen con la cocción. Tiene tamaños distintos y emite una fragancia fuerte y agradable, similar al olor del queso fermentado.

Las Colinas de San Miniato son un ambiente ideal para el crecimiento del Tuber Magnatum Pico (nombre científico de la famosa Trufa Blanca). La vegetación y los árboles de la zona generan un clima idóneo y un ecosistema aún incontaminado. En esta zona hay una gran abundancia de trufas blancas, el más preciado de los tubérculos, que se recogen entre septiembre y diciembre en grandes cantidades, varias docenas de quintales.

De enero a abril, sin embargo, en la misma zona, se encuentra el Tartufo Marzuolo (Tuber Albidum Pico); de mayo a septiembre, el Tartufo Nero Scorzone (Tuber Aestivum Vitt.).

Las localidades en las que nace el precioso "tubérculo", se encuentran entre las provincias de Pisa y Florencia. Entre ellas se encuentran Bientina, Capannoli, Chianni, Lajatico, Lari, Palaia, Volterra, Barberino Val d'Elsa, Cerreto Guidi, Certaldo, Gambassi, Montaione y Montespertoli.

San Miniato es una de las zonas truferas más extensas y fructíferas de Europa. El Tartufo Bianco de las Colinas de San Miniato, el Tuber Magnatum Pico, es la especie de más prestigio. Regulado por una estricta disciplina y por una ley regional que define los métodos de recolección y comercialización, el Tartufo Bianco de San Miniato es conocido desde la Edad Media. Pero es desde hace poco más de 100 años, que la actividad de recolección se organiza en grupos familiares, los llamados tartufai.

En 1982 se estableció en San Miniato la Associazione Tartufai delle Colline Sanminiatesi, la mayor asociación de la Toscana y la segunda a nivel nacional. Su objetivo es proteger el producto y salvaguardar el entorno de producción, potenciando su cultura y tradición.

"Ir a buscar trufas" no es algo para todos, casi siempre es una capacidad que se transmite de generación en generación y de familia en familia, como es, desde hace años, en San Miniato.

También son fundamentales para esta actividad, los perros truferos, que acompañan fielmente a su dueño en su búsqueda de un tesoro escondido en la maleza de las colinas de San Miniato.

  • Apodado Comida del Rey, el Tartufo Bianco de San Miniato ha conquistado este apodo y se celebra todos los años con una Feria Mercado en el mes de noviembre.
  • La trufa blanca más grande del mundo, de 520 kg, que está en el Libro Guinness de los Récords, fue encontrada en San Miniato el 26 de octubre de 1954 por un tartufaio de Balconevisi. La historia dice que esta trufa fue entregada al presidente de los Estados Unidos Eisenhower.
  • En la cocina, sin duda tienes que probar el Tagliolino con trufa blanca de las colinas de San Miniato: Un plato que debe respetar reglas precisas. Las pastas para los tagliolini, por ejemplo, deben prepararse con harina de trigo blando o sémola de trigo duro y los ingredientes no deben contener aromas artificiales.